Las condiciones de la disidencia de las Farc para liberar a funcionario de ONU

A través de un comunicado, el Frente Primero de la guerrilla advierte que la vida de Herley López podría estar en riesgo por operaciones militares. Reclaman por un plan de desarrollo que atienda a campesinos cultivadores de coca.

Referencia/Tomada de Colombia.unmissions.org

Justo cuando se cumple una semana del secuestro de Herley López Hernández, el funcionario de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) que fue plagiado por la disidencia de las Farc en Guaviare, este jueves se conoció un comunicado en el que el Frente Primero de la guerrilla se atribuye la retención y advierte que su vida “podría estar en riesgo” por cuenta de operaciones militares que se desarrollan en la región para dar con su liberación.

En el texto, la disidencia declara su disposición de entregar a López a una comisión de la ONU; sin embargo, condiciona la liberación a la elaboración de un “plan de desarrollo integral” por parte del gobierno del presidente Juan Manuel Santos, el cual permita solucionar el problema social y económico de los campesinos cultivadores de coca. (Lea: “Es un hecho cobarde”: Consejo de Seguridad de la ONU sobre secuestro de delegado

Tal proyecto, dice el Frente Primero, deberá estar ideado de tal manera que “satisfaga las necesidades de los campesinos y cultivadores de hoja de coca, antes que cualquier intento de erradicación para que el campesinado pueda desistir de dichos cultivos de manera gradual”. (Lea también: Delegado de la ONU habría sido secuestrado por disidentes de las Farc)

Sobre las circunstancias del secuestro –registrado el pasado 3 de mayo cuando López se dirigía hacia el caso urbano de Miraflores, tras participar de una comisión que socializó el Programa Nacional de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito– la disidencia manifiesta que el funcionario “se encontraba persuadiendo y engañando a los campesinos que tienen como sustento familiar los cultivos de coca”.

Aunque el Frente Primero sostiene que su voluntad y “deber revolucionario” es mantener a Herley López en las mejores condiciones posibles, su bienestar y su vida dependen del presidente Juan Manuel Santos, del Gobierno y las Fuerzas Armadas. “Informamos a las Naciones Unidas y a la comunidad internacional que en la zona, en estos momentos, hay operaciones militares que, sin lugar a equivocarnos, podrían en riesgo la vida del señor Herley López Hernández”, agregan.

Los guerrilleros insisten también en la liberación de alias ‘Simón Trinidad’, quien permanece preso en Estados Unidos, y piden de la ONU imparcialidad para que ese organismo “juegue un papel importante en beneficio de los campesinos”. La misiva concluye con una serie de reclamos del Frente Primero, advirtiendo que “con hambre, miseria, desigualdad, injusticia y represión no se podrá hablar de paz”.            

“Todos se escandalizan por la retención del señor Herley López, ¡seguro porque pertenece a una familia acomodada y a una organización como la ONU!”, concluyen mientras hacen un paralelo con los casos de falsos positivos, muerte de niños por hambre, crímenes de líderes sociales, entre otros.