Las 297 páginas del acuerdo tienen impunidad total: Álvaro Uribe

El expresidente se reunirá con la Conferencia Episcopal para pedirle que interceda por los voceros del No y soliciten al gobierno y a las Farc que hagan modificaciones de fondo al acuerdo de paz

El expresidente estará en la Conferencia Episcopal para pedirle mediación con gobierno y FarcArchivo

Las fuertes discrepancias entre los voceros del Sí y los del No parecen no dar tregua. Esta vez, fue el expresidente Álvaro Uribe quien salió a reiterar sus críticas al acuerdo de paz que se firmó con las Farc en La Habana y a la necesidad de no ‘maquillar’ las transformaciones de fondo que, para él, deben tener las 297 páginas pactadas con la guerrilla. De hecho, en entrevista con Caracol Radio, el hoy senador Uribe afirmó que ese texto recoge impunidad total.

“Yo no hubiera negociado esas 297 páginas. El acuerdo de La Habana, las 297 páginas, tienen una impunidad total”, afirmó Uribe Vélez en la entrevista radial, en donde insistió que el punto que incluye la justicia transicional debe ser nuevamente debatido en La Habana. Según explica, no debe crearse un tribunal por fuera de las instituciones. “La justicia transicional debe adelantarse dentro de la justicia ordinaria y se lo digo yo que he tenido profundas diferencias con algunos integrantes de la Corte Suprema de Justicia”, añadió el primer mandatario. (Lea: Uribe entregó propuesta final para lograr Acuerdo Nacional de Paz)

Y es que pese a que con el triunfo del No los ánimos parecían disiparse con la seguidilla de reuniones que hubo luego del 2 de octubre (incluido el encuentro histórico entre el expresidente Álvaro Uribe y el presidente Juan Manuel Santos), quienes hoy representan a los que expresaron su rechazo al acuerdo en las urnas parecen inconformes con la forma en la que se han venido recibiendo las propuestas de los del No. Basta recordar la molestia que suscitó el anuncio que hizo el primer mandatario de ponerle una fecha límite, establecida para el jueves pasado, la recepción de reparos y preocupaciones al Acuerdo Final.

Para eso, el expresidente Uribe solicitó una reunión hoy mismo con la Conferencia Episcopal, a la que acuden otros voceros del No, distintos a los del Centro Democrático. “Vamos a ir varias personas a pedirles a los obispos a que ayuden a que se hagan unas reformas de fondo”, explicó en la entrevista con Caracol Radio y ratificó el compromiso de contribuir a sacar un nuevo acuerdo de paz adelante cuyo debate será independiente a la campaña presidencial. “Quiero pedirle al gobierno y a las Farc que hagan unas modificaciones de fondo. Nosotros también queremos la paz”, agregó el senador Uribe. 

No se descarta un nuevo encuentro entre Santos y Uribe cuya discusión se daría ante la opinión pública. Situación a la que estaría dispuesto el expresidente, según sus palabras. Entretanto, el debate en Cuba entre las delegaciones continúa pero ha trascendido que en la mesa ha habido inconformidad con las propuestas recibidas porque superan, de hecho, las 297 páginas que pactaron ambas partes. (Lea: Santos y Uribe discuten objeciones sobre el acuerdo de paz).

‘Mi espíritu tranquilo se perturba cuando me mencionan a Daniel Coronell’

Uno de los temas de debate al que también se enfrentó el expresidente Uribe fue el que trajo a colación el periodista Daniel Coronell en su columna dominical en la que, con una serie de audios recogidos de la época cuando era presidente de Colombia, pretende demostrar que intentó no solo adelantar acuerdos de paz con la guerrilla sino, además, concederle los mismos beneficios que hoy están plasmados en el acuerdo de paz. Entre ellos, la elegibilidad política.

Ante ese ‘cara a cara’, el expresidente Uribe se fue lanza en ristre contra Coronell. “No necesitaba ir a la fuente de Coronell, periodista que fue socio del narcotráfico y sigue en la impunidad, y que se ha dedicado a mirar cómo maltrata a mi familia a mí”, dijo en la entrevista con Caracol Radio, aunque sí respondió de fondo a lo recogido por Coronell.

Explicó Uribe que cuando se refirió a la remoción de ciertos obstáculos prohibidos en la Constitución como la elegibilidad política para los alzados en armas con quienes iba a adelantar un acuerdo de paz, siempre habló de manera hipotética.  “Siempre di la oportunidad de que se hablara de paz con inamovibles. Se exigió que debía haber cese de actividades criminales con verificación y concentración”, explicó el exmandatario y señaló que nunca pasó por su cabeza extender la elegibilidad para quienes cometan delitos de lesa humanidad. “Yo no reformé las reglas de elegibilidad política con la desmovilización de paramilitares”, dijo. Sobre Coronell, finalmente, señaló que “no debería estar en Estados Unidos trabajando sino en la cárcel por sus vínculos con el narcotráfico”.

Temas relacionados

 

últimas noticias