Alejandra Azcárate, primera estrategia uribista en campaña contra proceso de paz