Correa asegura que Ecuador está preparado para enfrentar exguerrilleros que sigan delinquiendo

El mandatario ecuatoriano sabe que en los procesos de desmovilización hay miembros de las organizaciones ilegales que prefieren continuar en la ilegalidad y podrían cruzar la frontera

El presidente Rafael Correa expresó el sábado que Ecuador está preparado para enfrentar posibles efectos negativos por el proceso de paz que está a punto de firmarse en Colombia entra el Gobierno y las Farc, del cual asegura que tendrá un "costo" para su país.

La paz en Colombia "no implica que no tendremos peligro, costo, pero estamos preparados", dijo el mandatario durante su informe semanal de labores.

Correa señaló que analistas, a los que no identificó, consideran que el acuerdo de paz entre el gobierno de Santos y las Farc podría repercutir negativamente en Ecuador debido a que una parte de los rebeldes no se desmovilizarán y que cometerán actos delincuenciales, que podrían incluso darse en su país por la cercanía geográfica a espacios históricos de influencia de la guerrilla.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y el máximo jefe de la guerrilla de las Farc, Timoleón Jiménez, alias "Timochenko", firmaron el jueves en La Habana un pacto de alto al fuego definitivo que pondrá fin a un enfrentamiento de 52 años.