Delegado de la FARC ante el CNE denuncia exclusión dentro del órgano electoral

Magistrados proponen que Pablo Cruz no participe en la entrega de credencial a Iván Duque. El vocero dice que este es otro de los casos en los que se ha sentido en desigualdad dentro del Consejo. Su colega Felipe García dice que son "embustes".

Archivo

Según denuncias de parte de voces del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), el magistrado Felipe García, representante del Centro Democrático ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), propuso que Pablo Cruz, vocero del colectivo resultante de la desmovilización de la antigua guerrilla –y quien cuenta con voz, pero no voto–, fuera excluido del evento de entrega de credencial al presidente electo, Iván Duque.

Dicho documento, que certifica legalmente la victoria del uribista y lo acredita como primer mandatario de Colombia, sería dado a Duque la próxima semana por la autoridad electoral. Para Carlos Lozada, integrante de la FARC, que Cruz no sea partícipe de esto “es un hecho abiertamente ilegal y violatorio al Acuerdo de Paz”, por lo que, a través de su cuenta de Twitter, instó al futuro presidente a tomar posición al respecto.

El propio Pablo Cruz expresó, en conversación con este diario, que ello consistiría en “una discriminación inaudita que ataca la reincorporación de los excombatientes farianos”, bajo el argumento de “como no tiene salario, no es funcionario”. 

Le puede interesar: “No nos hemos robado ni se ha perdido un solo peso”: FARC

Según conoció El Espectador, a la propuesta de García se sumaron la magistrada Yolima Carrillo, de Cambio Radical y elegida el pasado 9 de julio como presidenta en propiedad, la conservadora Ángela Hernández y Gloria Gómez, también del Centro Democrático. Por otro lado, la rechazaron los dos magistrados de La U, Bernardo Franco y Alexander Vega, el vocero liberal Héctir Helí Rojas y Armando Novoa, representante de los sectores alternativos y de oposición.

“Este incidente es una señal inequívoca de lo que el uribismo hará con el Acuerdo de Paz”, insistió Cruz.

Su papel dentro de la sala plena del CNE es esencial en el cumplimiento de lo pactado en La Habana, estipulado dentro de los presupuestos previstos para el reconocimiento de la personería jurídica del partido FARC. Aunque Cruz no tiene voto en las decisiones, sí cuenta con la posibilidad de participar activamente de los debates.

En otros temas: Amnistía Internacional llama la atención a Santos y a Duque ante asesinatos de líderes sociales

Sin embargo, el tema de la credencial presidencial no ha sido el único escenario de exclusión para el exintegrante de Voces de Paz. “Ha habido cierta colaboración de parte del registrador Nacional para facilitar mi participación dentro de lo que tiene competencia, pero en el seno del Consejo hay una mayoría adversaria al Acuerdo que lo obstaculiza", reiteró.

"Digamos, para constituir los tribunales de garantías electorales o invitar a los países y organizaciones que cumplirían la misión de observación electoral en las elecciones, no pude proponer ni postular nada, a pesar de representar un partido político que está en el debate nacional. Me dicen que no tengo derechos, pero lo único que no puedo es votar”, concluyó Cruz.

Por su parte, Felipe García se defendió en sus redes sociales definiendo las afirmaciones de Lozada como "embustes". "En su trino leo varias mentiras en 140 caracteres. Primero, soy funcionario público del Estado Colombiano. Segundo, su fuente construye embustes sobre mis proposiciones en Sala pero debe tenerlas grabadas. Lo invito a escuchar la grabación", declaró.