El ambiente en el Congreso para darle facultades extraordinarias a Duque de subir el salario mínimo

No se las aprobarían tan fácil. Hay quienes creen que la propuesta se puede estudiar, mientras otros lo ven como una trampa para preparar el camino de la reforma tributaria, que vendrá con más impuestos.

Uribe habla de una economía “cristiana, solidaria y sin confrontación”. / Mauricio Alvarado

¿Hay ambiente en el Congreso para aprobarle facultades especiales al presidente Iván Duque para que pueda expedir normas con fuerza de ley que regulen, entre otros aspectos, un incremento “extraordinario”, por una sola vez, del salario mínimo? Todo depende de la orilla desde donde se mire, además de un aspecto clave a tener en cuenta: el artículo 150 de la Constitución dice que esas facultades “deberán ser solicitadas expresamente por el Gobierno y su aprobación requerirá de la mayoría absoluta de los miembros de una y otra cámara”. Es decir, la Casa de Nariño debe dar su aval antes de un primer debate.

Eso sí, en la coyuntura actual se debe tener en cuenta que el Centro Democrático, partido del primer mandatario, no es mayoría en el Capitolio; que por ahora solo lo acompañan los conservadores, y que hay una coalición de fuerzas independientes que conforman Cambio Radical y los partidos Liberal y de la U, que tiene la sartén por el mango. A ellos, dependiendo de la iniciativa a discutir, se puede sumar la oposición.

Siendo así, algunas de las posturas de esos independientes no son muy favorables a la propuesta de Uribe. “Es mentira que le van a subir el salario mínimo a los colombianos. El proyecto le daría facultades al presidente para hacerlo una única vez, como una estrategia para distraernos de los nuevos impuestos que le quieren clavar a la clase media y baja con la reforma tributaria”, dijo el senador Armando Benedetti, de la U.

Pero también están los que prefieren dar un compás de espera, como el senador liberal Mauricio Gómez Amín, quien lo ve interesante: “Recibimos bien el proyecto. Tiene vida y si la reforma tributaria que propone Duque es un alivio para los empresarios, pues nos parece oportuno aliviar el bolsillo de la gente de a pie. Obviamente es una iniciativa que habrá que revisar cuidadosamente, pero de primera mano lo vemos con buenos ojos y lo estudiaremos en bancada para tomar una postura unánime”, subrayó.

En el Partido Conservador creen que todos los esfuerzos que se hagan para mejorar las condiciones salariales de los trabajadores colombianos son justos. “El presidente Duque siempre habló en campaña de disminuir impuestos y subir el salario mínimo; es un compromiso con la clase trabajadora, con quienes ganan ese mínimo y es una noticia que puede ayudar a aumentar el consumo y a crecer la economía. Lo que hay que conciliar es hasta cuánto puede ser ese aumento, con el fin de que ello no implique un desincentivo al sector empresarial y a la generación de empleo formal”, aseguró el senador David Barguil.

En la oposición ven la propuesta como algo poco transparente. “Son cinco artículos que nadie sabe para dónde van, porque ni siquiera conocemos la exposición de motivos. Se puede discutir pero sin necesidad de facultades extraordinarias, simplemente diciendo en cuánto aumenta el salario mínimo y desde cuándo, no hablando de que le van a guardar la plata a la gente o de efecto inflacionario. Esto fácilmente se puede convertir en una reforma laboral. Y es claro que va ligado a la reforma tributaria. Es una cosa cicatera y enredada para decirnos que están compensando”, argumentó el senador Jorge Robledo, del Polo.

Ahora, contrario a lo que se ha dicho, fuentes en el mismo Centro Democrático le confirmaron a El Espectador que el presidente Duque sí sabía del proyecto que radicó ayer Uribe, lo mismo que el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, quien al parecer expresó algunos reparos, por considerar que quizás este no era el momento de presentarlo y pidió dar una espera. Sin embargo, el mismo exmandatario habría argumentado que llevaban más de un año hablando de ese tema y que fue uno de los ejes de la campaña electoral, por lo que al final Carrasquilla cedió, aunque dijo que toca analizarlo muy bien.

Le puede interesar: Corrupción en Colombia: ¿Qué es lo que controla el Contralor?

 

últimas noticias

Iván Duque y la nanodemocracia

Murió el exministro Abdón Espinosa Valderrama

Ciudadanía, organizada contra la corrupción