Julián Gallo interpone queja disciplinaria contra director del Centro de Memoria Histórica

Noticias destacadas de Política

De acuerdo con el senador, Rubén Darío Acevedo compartió información sensible y protegida sobre las víctimas de las Farc a una ciudadana que lo solicitó, una acción en contra vía a la Ley de Protección de Datos Personales.

Este martes, el senador de Comunes (antes FARC), Julián Gallo, más conocido como Carlos Antonio Lozada, radicó una queja disciplinaria ante la Procuraduría contra el director del Centro Nacional de Memoria Histórica, Rubén Darío Acevedo, por incumplir la ley de protección de datos.

De acuerdo con los hechos publicados por el senador, Acevedo habría entregado información personal de víctimas de las Farc a una abogada uribista, quien compartió esos datos en su Twitter, siendo retuiteado por el mismo director del CNMH.

Para Gallo, esto viola la Ley de Protección de Datos Personales y, a su vez, vulnera a las víctimas y sus familias al ser expuestas de forma pública.

Argumentando su posición, en la queja interpuesta, el congresista recordó que la política de tratamiento de datos del CNMH señala que “los datos personales que sean proporcionados a la entidad en el marco de sus funciones podrán suministrarse tanto a los titulares, sus causahabitantes o sus representantes legales, a las entidades públicas o administrativas en ejercicio de sus funciones legales o por orden judicial y a los terceros autorizados por el titular o por la ley, sin que por ello se entienda que dicha información será objeto de publicación o divulgación”.

Además de que se abra una investigación disciplinaria preliminar, el senador pide de que se le exija no solo al Centro Nacional de Memoria Histórica sino a todas las entidades el cumplimiento de la Ley de Protección de Datos Personales de las víctimas y sus familias y que Darío Acevedo presente excusas públicas “por las posibles vulneraciones y afectaciones que con su actuar haya causado”.

Esta no es la primera vez que Acevedo está bajo observación del Congreso, especialmente de miembros de la oposición. En noviembre de 2019 asistió a un debate de control político por afirmaciones en las que se interpretaba un desconocimiento del conflicto armado y la memoria de las víctimas, y un rechazo al Acuerdo de Paz. Los y las congresistas alternativas pidieron su renuncia para ese entonces.

Hace un año, la oposición volvió a anunciar un debate de control por la salid del CNMH de la red mundial más importante que reúne entidades que construyen y preservan la memoria histórica, sin embargo, por la declaración de la pandemia este tema se diluyó una vez el Congreso volvió a retomar las sesiones.

Lea: Director del Centro de Memoria enfrentará otro debate de control político.

Comparte en redes: