Polémica por designación de Mindefensa como presidente por dos días

El presidente encargó a Guillermo Botero durante su estadía en El Salvador, país en el que estará el 31 de mayo y el 1° de junio para asistir a la asunción presidencial de Nayib Armando Bukele. El encargo no ha caído bien en varios sectores, pero ¿por qué Botero?

Guillermo Botero, ministro de Defensa.
Guillermo Botero, ministro de Defensa. EFE

Durante el 31 de mayo y el 1° de junio próximos, Guillermo Botero, ministro de Defensa, asumirá funciones presidenciales ante la ausencia del presidente Iván Duque Márquez, quien realizará un viaje a San Salvador, capital de El Salvador, para asistir a la posesión presidencial de Nayib Armando Bukele.

Entre las funciones que asumirá Botero durante esos dos días están, entre otras, las dispuestas en el artículo 189 de la Constitución Política, a excepción de lo que contemplan los numerales 1° y 2° (nombrar y separar ministros de sus cargos o dirigir las relaciones internacionales).

Pero, por ejemplo, la ley le confiere el poder de nombrar “presidentes, directores o gerentes de los establecimientos públicos nacionales”, “modificar la estructura de los ministerios” y “celebrar contratos”, entre muchos más. En materia legislativa, podría solicitar trámite de urgencia al Congreso en cualquiera de las iniciativas legislativas, podrá sancionar leyes e, incluso, objetar leyes y devolverlas al Congreso.

Realmente, es muy normal que el presidente delegue funciones en los ministros ante las vacancias temporales, una tarea que, generalmente, asume quien esté en el Ministerio del Interior. Sin embargo, el encargo de Botero ha generado incomodidad en varios sectores de la opinión pública, pues el jefe de la cartera de defensa ha estado sobreexpuesto al escrutinio público en las últimas semanas luego de las revelaciones de The New York Times sobre directrices impartidas en el Ejército para “duplicar los resultados operaciones”, lo que ha sido interpretado como la apertura de una puerta para el regreso de los mal llamados “falsos positivos”.

Le puede interesar: Radicada, de nuevo, moción de censura contra el ministro de Defensa

De hecho, Botero estuvo en el ojo del huracán desde antes, por sus declaraciones sobre el asesinato del excombatiente de las antiguas Farc, Dimar Torres, quien, según la investigación de la Fiscalía, habría muerto a manos del cabo Daniel Eduardo Gómez. El uniformado ya fue imputado por homicidio. Incluso, la oposición radicó el martes ante la presidencia de la Cámara de Representantes una proposición de moción de censura en contra de Botero para apartarlo del cargo por los hechos mencionados y por considerar que, a la luz de lo conocido, no es idóneo para asumir el Ministerio de Defensa.

La pregunta de muchos ciudadanos en redes sociales, por ejemplo, es: ¿por qué no asumió la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez? El artículo 202 de la Constitución señala, sobre las funciones de esa dignidad, que “en las faltas temporales del presidente de la República bastará con que el vicepresidente tome posesión del cargo en la primera oportunidad, para que pueda ejercerlo cuantas veces fuere necesario. En caso de falta absoluta del presidente de la República, el vicepresidente asumirá el cargo hasta el final del período”.

No obstante, el artículo 196 de la Cara Política es mucho más específico. “Cuando el presidente de la República se traslade a territorio extranjero en ejercicio de su cargo, el ministro a quien corresponda, según el orden de precedencia legal, ejercerá bajo su propia responsabilidad las funciones constitucionales que el presidente le delegue, tanto aquellas que le son propias como las que ejerce en su calidad de jefe del Gobierno. El ministro delegatario pertenecerá al mismo partido o movimiento político del presidente”.

El orden de precedencia legal al que se refiere ese artículo está en la Ley 1444 de 2011. Como dice el mismo decreto que delega funciones presidenciales a Botero [Ver decreto al final de la nota], el artículo 17 de dicha norma establece, en su orden, al Ministerio del Interior (por eso, quien esté en este cargo asume, por lo general, las funciones ante la ausencia del presidente), Ministerio de Relaciones Exteriores, Ministerio de Hacienda y Crédito Público, Ministerio de Justicia y del Derecho y Ministerio de Defensa, en el quinto lugar. Continúan el Ministerio de Agricultura hasta el Ministerio de Cultura, que está en el último lugar.

La ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, estará con el presidente en El Salvador, seguramente también con el ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Holmes Trujillo. En el Ministerio de Justicia, aunque ya se sabe que llegará Margarita Cabello Blanco, aún no se ha posesionado. La pregunta real es por qué Botero queda en el encargo si el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, no está fuera del país, al menos no este miércoles. ¿Se trata de un espaldarazo del presidente a Botero?

También le puede interesar: "The New York Times y los falsos positivos: ¿A quién es que le sirve la prensa?"

 

863302

2019-05-29T12:27:41-05:00

article

2019-05-29T20:40:49-05:00

germangp8_76

none

-Redacción Política

Política

Polémica por designación de Mindefensa como presidente por dos días

71

5785

5856