Rifirrafe de Gobierno y uribismo por comparaciones de paro camionero con proceso de paz

Mientras congresistas del Centro Democrático reprocharon que se quiere criminalizar a los camioneros y no a las Farc, en el Gobierno consideraron que ese tipo de similitudes demuestran que los uribistas son “prisionero de su angustia” por la proximidad de la paz.

Un duro enfrentamiento se registró este jueves entre el Gobierno Nacional y los congresistas del Centro Democrático por cuenta del paro camionero que se presenta desde hace 38 días en el país y que afecta el abastecimiento de alimentos en varias regiones.

Primero fue el uribismo el que hizo un paralelo entre el proceso de paz con las Farc y la orden del presidente Juan Manuel Santos de no permitir bloqueos en las vías del país. “Santos tiene al Fiscal (e) Jorge Fernando Perdomo persiguiendo a los camioneros y criminalizándolos. Lo que no hicieron con cabecillas Farc”, dijo el senador uribista Ernesto Macías Tovar.

Luego fue más allá al advertir que ni siquiera se acosó a la guerrilla para “acallar” sus fusiles como sí se persigue ahora a los transportadores. “Santos ordena al Fiscal (e) decomisar los camiones del paro, lo que nunca hizo con los fusiles de cabecillas Farc”, enfatizó.

Al conocer de este reclamo uribista, el Gobierno enfiló baterías y respondió con vehemencia al reproche del Centro Democrático. El viceministro de Relaciones Políticas, Guillermo Rivera, dijo que el uribismo está siendo “prisionero de su angustia” porque siente que la paz avanza y está cada vez más próxima.

“Allá hacen todo tipo de comparaciones absolutamente insensatas e irracionales. No hay ninguna comparación entre la mesa de conversaciones de La Habana y los transportadores. En la primera se trata de un conflicto armado que busca resolverse en favor de los derechos de los colombianos y el otro caso es una protesta que se ha desbordado por parte de los líderes”, sostuvo.

El Gobierno pidió de las organizaciones políticas ponerse del lado de los derechos de los colombianos y no de los intereses de unos pocos transportadores que por mantener el paro están afectando a todos los ciudadanos.