Senadores denuncian presiones para votar negativo matrimonio igualitario

Algunos tienen inundados sus correos con mensajes intimidatorios.

Este martes, en desarrollo de la plenaria del Senado, la polémica alrededor del proyecto del matrimonio igualitario creció con el paso de la hora, con miras al debate programado para este miércoles.

Los senadores Camilo Sánchez Ortega y Gilma Jiménez Gómez advirtieron que han recibido mensajes intimidatorios alrededor del voto que darán al álgido proyecto.

Los dos coincidieron en denunciar que han recibido correos electrónicos donde se pretende influenciar negativamente su voto sobre el matrimonio igualitario.

"Nos envían muchos comunicados diciéndonos cómo debemos votar y nosotros tenemos mucho tiempo acá para que nos vengan decir cómo debemos o no votar, a mí no me gusta que las parejas homosexuales puedan tener adopción, pero me preocupa también no darles el derecho patrimonial para que no sean explotados, vemos a un homosexual que no volteaban a mirar pero cuando se muere la familia se queda con la platica y su pareja sin nada", señaló en la plenaria el senador Sánchez.

Frente a la carta que la Conferencia Episcopal de Colombia donde el cardenal Rubén Salazar les pide a los legisladores no votar a favor del proyecto, el senador liberal le solicitó a la Iglesia no interferir en los asuntos del Congreso.

"Yo no me meto en las decisiones de los cardenales y le pido a los cardenales que respeten las decisiones del Congreso, yo tengo un respeto absoluta por mi religión católica como en todas las religiones, pero no me meto para decirles cómo deben actuar o si son muy estrafalarios en sus gastos, ellos tienen el poder eclesiástico y nosotros el legislativo y actuamos conforme a la constitución", afirmó.

A su turno, la senadora Jiménez señaló que "no comparto el matrimonio entre personas del mismo sexo pero la forma como están actuando estas personas sí me está hostigando y les exijo que a mi correo personal no me envíen esto, quieren que piense como ellos y están logrando lo contrario porque me siento hostigada, aburrida y fastidiada".

La realidad sobre el matrimonio igualitario se conocerá este miércoles cuando la plenaria decida sobre el proyecto que tanta polémica ha despertado.