“Si objeciones a JEP hubieran sido aprobadas, ‘Santrich’ estaría en un calabozo”: Duque

Noticias destacadas de Política

El presidente defendió las seis objeciones que hizo a la jurisdicción especial, señalando que no buscaba atacar un proceso de justicia transicional, “sino justamente para evitar abusos”.

Pasado más de un año desde que el Congreso, y luego la Corte Constitucional, hundieron las objeciones del presidente Iván Duque a la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), este miércoles el primer mandatario nuevamente insistió en el tema y aseguró que, de haberse aprobado, Jesús Santrich habría sido extraditado y estaría en un calabozo.

En contexto: El final de las objeciones presidenciales a la JEP

En marzo de 2019, el presidente de la República comunicó, en una alocución trasmitida por la televisión nacional, las objeciones a seis de los 159 artículos de la ley estatutaria. Luego, en agosto de ese año, guerrilleros como Iván Márquez, acompañado por figuras como Santrich, anunciaron que retomaban las armas para continuar en su lucha subversiva.

Ante ello, Duque manifestó que no oculta los reparos que como congresista hizo a la JEP y aunque acató la decisión de la Corte, insistió en que no dejaría de defender los principios de “una paz con justicia”. En esa línea, defendió que no lleva dos años de Gobierno intentando acabar con la jurisdicción, sino que intentó modificarla para que funcione mejor en términos de justicia y no hubiese “abusos”.

“Si esas objeciones hubieran sido aprobadas, hoy Jesús Santrich estaría en un calabozo en una cárcel norteamericana extraditado por haber participado y capturado en flagrancia por narcotráfico. Eso es claro, eso no tiene discusión y nosotros presentamos esas objeciones no para ir en contra de que se adelantara un proceso de justicia transicional, sino justamente para evitar abusos”, sostuvo Duque en diálogo con el diario El Tiempo.

El mandatario también cuestionó que, en casi tres años de funcionamiento, la JEP no tenga información de las rutas de narcotráfico que manejaba la otrora guerrilla de las Farc.

Por otro lado, insistió en su defensa al expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez tras la orden de detención domiciliaria emitida por la Corte Suprema de Justicia. Según Duque, no ha interferido en dediciones judiciales, sino que ha reflexionado frente a “los contrastes” de lo ocurrido.

También le puede interesar: Centro Democrático acude a Unión Interparlamentaria por caso Uribe

“Esos contrastes son importantes plantearlos porque muestran que algo está fallando y es algo grande que está fallando. Cuántos aforados no estarán en investigación y frente a cuántos aforados en investigación nunca se ha tomado una medida de esta naturaleza”, agregó.

De acuerdo con el jefe de Estado, el país está ante “un doble rasero”, pues mientras exguerilleros de las Farc están en el Congreso y se pueden defender en libertad ante delitos de lesa humanidad, Uribe, “que le ha servido al país”, no puede defenderse en libertad.

“No estoy atacando a una Corte, a un juez. En esto debemos todos quitarnos hipocresías porque yo he escuchado a muchos de los que hoy critican cuando hago estas reflexiones, pero cuando hay decisiones judiciales que a ellos no les gustan ahí sí levantan la voz, con la antorcha, e inclusive invitan a la reacción ciudadana. Entonces en esto no puede haber doble rasero”, afirmó el presidente.

Comparte en redes: