Uribe pide al Gobierno no aceptar competencia de Corte de La Haya

En la plenaria del Senado, el expresidente dijo que lo único que debe aceptase es el Meridiano 82 como limite integral con Nicaragua.

Archivo AFP y El Espectador

El Gobierno Nacional se alista para tomar medidas frente a la disputa entre Nicaragua y Colombia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya en el diferendo limítrofe entre ambas naciones.

En medio de la expectativa por el fallo definitivo el próximo 17 de marzo, el senador Álvaro Uribe Vélez hizo una serie de peticiones al Gobierno.

En la plenaria del Senado, el expresidente dijo que el Gobierno se debería anticipar y decir que no acepta competencia alguna de la Corte Internacional de Justicia de La Haya y que lo único que se acepta es el Meridiano 82 como limite integral con Nicaragua.

“El Gobierno debería advertir que cualquiera sea el fallo que se va a conocer el 17 de marzo, el Gobierno no puede aceptar esa competencia de la Corte”, sostuvo. (Escuche al exmandatario)

Uribe insistió en que el fallo de 2012 que le fue desfavorable a Colombia es “ilegal e inconsistente” al ser una sentencia de despojo.

“El tema es de la exclusiva competencia del Gobierno pero del mayor interés nacional y por eso debe el Congreso buscar acercamientos con el Ejecutivo antes de que se conozca la resolución o el fallo de la Corte del próximo 17 de marzo”, agregó.

¿Consultar popular?

Uribe además propuso que se ponga en marcha una consulta popular en la cual el pueblo colombiano pueda ratificar que el único límite integral con Nicaragua es el Meridiano 82 del tratado Esguerra-Bárcenas.

Es urgente que el Congreso considere hablar con el Gobierno Nacional y mirar esto antes de que la Corte de La Haya nos sorprenda con una decisión altamente inconveniente o altamente riesgosa en contra de los intereses nacionales”, sostuvo.

El Gobierno colombiano defendió que el caso de la delimitación de la frontera marítima entre Colombia y Nicaragua está cerrado y volvió a insistir en que La Haya no tiene competencia para abordar la demanda nicaragüense.