Uribismo acusa al presidente Santos de desobedecer restricciones para campañas por el plebiscito

Según Ernesto Macías, senador del Centro Democrático, el presidente aprovechó la entrega de casas del viernes para pedir votos por el "Sí", algo prohibido por el Consejo Nacional Electoral.

El Centro Democrático denuncia que en este evento el presidente quebrantó la norma que tienen los funcionarios públicos para hacer parte de campañas para el mecanismo de refrendación. / Juan David Tena - SIG

“Gocen sus casas. Aprovechen esta oportunidad. Pero sobre todo, despejen el futuro votando “sí” en el plebiscito para la paz”. Con esas palabras, el presidente Juan Manuel Santos cerró su intervención en el evento en el que oficializó la entrega de 418 viviendas en Cartagena. Durante el evento, Santos, acompañado por el ministro de las TIC, David Luna, instó a los beneficiarios de las casas a decir “Sí” en el plebiscito para refrendar los acuerdos de paz con las Farc, que será votado una vez las partes lleguen a un acuerdo final.

La acción de inmediato fue reprobada por el principal partido opositor del Gobierno, el Centro Democrático Además, la colectividad denunció que el presidente Santos estaba incumpliendo las restricciones anunciadas la semana pasada por el Consejo Nacional Electoral (CNE), en las que estaba la prohibición de los servidores de usar el tiempo, los recursos y los bienes del Estado para hacer campañas por el “Sí” o el “No” al mecanismo de refrendación.

Específicamente el senador uribista, Ernesto Macías, indicó que la acción de Santos incumple los impedimentos planteados por la CNE. Macías basa su afirmación en que la entrega de casas estuvo acompañada por una donación de tabletas, liderada por el ministro Luna. “Hacer campaña política inaugurando una casa, anunciado que va a regalar tabletas y de inmediato pedir el voto: eso es irregular. Eso es trampa al mismo Estado y trampa al plebiscito”, indicó Macías sobre el evento realizado en Cartagena el pasado viernes.

Por el momento el procurador Alejandro Ordoñez, encargado de revisar y sancionar las posibles faltas a las restricciones para hacer campañas por el plebiscito, no se ha manifestado por la acción del presidente. No obstante, Ordóñez sí presentó sus cuestionamientos sobre el fallo de la Corte Constitucional en el que se dio vía libre al mecanismo para refrendar el acuerdo final que se firme en La Habana, Cuba. Según el procurador, es una decisión que debe analizarse “con detenimiento”.

Mauricio Lizcano (Partido de La U), nuevo presidente del Congreso, salió en defensa del primer mandatario y aseguró que las acusaciones del senador del Centro Democrático no tienen sustento. Lizcano aseguró que “la ley permite que los funcionarios públicos puedan hacer campaña y en este caso el presidente no puede parar el país porque viene un plebiscito. Tendrá que hacer las dos funciones, gobernar y liderar el plebiscito por la paz”; omitiendo así las restricciones hechas por el CNE para la actividad en campañas de presidente, ministros, gobernadores, alcaldes y secretarios.

Pese al cruce de acusaciones entre Gobierno y oposición, lo único cierto es que la campaña por el plebiscito oficialmente no ha empezado. Por esto, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, manifestó que una vez empiecen las actividades de promoción, todas se harán bajo lo estipulado por la Corte Constitucional en el fallo en que avaló el mecanismo.