“Votar No al plebiscito es evitar la elegibilidad política de criminales”: Uribe

El expresidente al anunciar la campaña en contra del plebiscito, dijo que este objetivo “es una reacción de coraje de la sicología colectiva que considera que el plebiscito trae una paz de corta vida”.

El expresidente Álvaro Uribe Vélez anunció este miércoles su propósito de promover el No en la campaña que se inicia en el país por el plebiscito para la paz para refrendar la paz con las Farc.

 

Cambiando su discurso para que no se crea que quienes no están de acuerdo con ese proceso son partidarios de continuar la guerra, el senador del Centro Democrático explicó que “solamente nos queda la opción de decir Sí a la paz votando No al plebiscito”.

Es una reacción de coraje de la sicología colectiva que considera que el Plebiscito trae una paz de corta vida, con riesgos de derogación, como en El Salvador, cuyo proceso fue respaldado de manera unánime en la Comunidad Internacional, con Naciones Unidas a la cabeza, a pesar de lo cual la ley de impunidad total de 1993 cayó hace pocas semanas. El Salvador vive afectado por una de las tasas de violencia más altas del mundo. Los gobiernos de la ex guerrilla han paralizado la economía. Este caso acredita que los responsables de delitos atroces se quedan sin refugios en el planeta”, señaló.

En ese sentido, explicó que la posibilidad de negar el plebiscito daría luz verde a la posibilidad de restablecer la confianza de las Fuerzas Armadas para recuperar la seguridad, a través de un “alivio judicial para sus integrantes, sin impunidad, sin igualarlos al terrorismo y sin exponerlos a ellos ni a los civiles a reconocer un delito, incluso no cometido, para evitar el riesgo de ir a la cárcel por sentencia del Tribunal de la FARC, cuyos jueces serán nominados por entidades y de acuerdo con los perfiles convenidos entre las partes de La Habana”.

Además, de acuerdo a Uribe, votar No al plebiscito es evitar la elegibilidad política de criminales responsables de delitos de lesa humanidad. “Es evitar que quienes asesinaron a la comunidad de Bojayá se conviertan en sus autoridades. Nuestra democracia ha vivido en permanente mejoramiento, la guerrilla pidió la elección popular de alcaldes y de gobernadores, tan pronto se incorporó empezaron la coacción y el asesinato de las autoridades elegidas. Qué le dirán a quienes carecen del derecho de elegibilidad como los miles de presos que en promedio han cometido delitos menos graves que los de FARC, como los políticos que han perdido la investidura o los paramilitares que tampoco pueden ser elegidos”, indicó.

Uribe dijo que con los términos del actual proceso con las Farc la democracia colombiana “merece no premiar con elegibilidad a quienes la han bañado en sangre”.