Aprobada en último debate la Ley de Residentes Médicos

El Congreso de la República dio luz verde al proyecto que busca un reconocimiento salarial para los más de 5.000 residentes médicos en Colombia.

Aprobada en último debate la Ley de Residentes Médicos
En Colombia hay cerca de 5.000 residentes. Pixabay

Este jueves fue aprobado en último debate el Proyecto de Ley de Residencias Médicas, con el que se busca pagarles tres salarios mínimos a los residentes del país y anular el cobro de estas por parte de las universidades que, en algunos casos, supera los $30 millones. (Puede leer:  Acusan a asociación de clínicas y hospitales de meter un mico en ley de residentes médicos)

“Los médicos residentes son profesionales que trabajan días y noches salvando vidas. En todos los países del mundo les pagan, en Colombia les cobramos y además se someten a horarios agotadores que no respetan las 48 horas semanales. Esta situación va a acabarse con este proyecto de ley aprobado en su último debate. Vamos a corregir esa injusticia”, indicó el senador y médico Roy Barreras, coautor de la iniciativa. 

El proyecto plantea tres reformas fundamentales. La primera es la creación de un Fondo Nacional de Residencias Médicas, que será financiado con recursos del presupuesto nacional y los aportes de las IPS. Con esta se garantizará la remuneración a los profesionales en formación. (Le puede interesar: Así se vivieron las protestas por la ley para residentes médicos)

Además, se busca una la reglamentación del Sistema de Residencias Médicas en el país. Los residentes tendrán un contrato especial en el que, por prestar los servicios de salud establecidos, podrán acceder al derecho de una remuneración mensual y les garantizarán las prestaciones.  (Lea: Ley de residencias médicas a un paso de ser aprobada)

En cuanto a los residentes de especializaciones médico - quirúrgicas que están ejerciendo en zonas de difícil acceso, serán beneficiados con incentivos, entre ellos convocatorias para la financiación de proyectos de investigación. 

Por último, la iniciativa hace énfasis en que las instituciones prestadoras de este servicio no les podrán cobrar a las universidades por la rotación de residentes, ni tampoco por permitir la práctica de los profesionales en formación.  (Puede leer: "Los hospitales no quieren sacrificar su gallinita de huevos de oro": médicos residentes)