La piel de una especie de rana podría servir como antibiótico

Se trata de la especie Scinax ruber, anfibio que fabrica proteínas en su dermis que servirían para combatir microorganismos nocivos.

Imagen de referencia.Pixabay

La Scinax ruber es una especie de rana que, recurrentemente, visita lugares de la casa como duchas e inodoros en lugares calientes. Para identificar a este ser vivo, que podría ayudar a la medicina a tratar bacterias, solo basta con observar que en sus patas posteriores se presenten unas manchas de color naranja con café

Este anfibio, según investigadores de la Universidad Nacional, "fabrica proteínas en su piel que actúan como antibióticos contra los microorganismos dañinos de su hábitat (lo cual le permite vivir entre la suciedad) y también contra otras bacterias que atacan a los humanos".

Tales atributos de la piel de esta rana servirían como "barrera protectora de microorganismos y de otros depredadores", de acuerdo con Ángela Suárez Mayorga, estudiante de doctorado del Grupo de Biodiversidad y Conservación del Instituto de Genética de la Universidad Nacional. 

La característica antimicrobiana que se produce en el pellejo de este animal es potente para combatir las bacterias que se resisten a los medicamentos. Sin embargo, hay un problema: bajo este nombre de rana, existen varias especies, de las cuales solo una de ellas produce la proteína para el antibiótico. 

"Se da por sentado que rana con muslos ocultos manchados de naranja o amarillo y café o negro es Scinax ruber. Pero bajo ese nombre hay, con seguridad, varias especies. A simple vista parecen todo lo mismo, pero mirando el detalle de la forma y la genética, se encuentra que hay varias especies bajo un mismo nombre (y una forma bastante similar). Eso ya se vio en Scinax ruber de Guyana y Brasil, entre otros", dice a El Espectador, la investigadora.

La siguiente fase de la investigación es el reconocimiento de la especie específica que produce la sustancia, por lo que en los próximos seis meses, se trabajará en conjunto con el Instituto de Investigación Senckenberg en Dresde, de Alemania, para indagar cómo se dio la separación de las especies Scinax y determinar cuál podría ser la que haría un aporte a la medicina. 

Estas especies se encuentran regularmente en Colombia, en zonas como la Orinoquía, el Pacifico y el Caribe, en especial en pozos petroleros, áreas suburbanas y potreros de ganadería. En ese sentido, las ranas son cercanas a lugares con agua pues se reproducen en charcos, según la Universidad.  

“En verdad no sabemos por qué prefiere esos espacios a otros más limpios o aparentemente con mejor funcionalidad ecológica, pero por sus preferencias el profesor de la institución, John Lynch, la denominó como “especie sin patrón”, pues no se asocia con un hábitat particular”, explica Suárez, experta en herpetología, rama que estudia a los reptiles y anfibios.