La Superintendencia de Salud interviene el Hospital Universitario de Sincelejo

Los problemas financieros que afronta el hospital, que se ven reflejados en el incumplimiento del salario de empleados y en la prestación del servicio, llevó a la Superintendencia a intervenirlo este lunes. Anunció que facturó mensualmente en 2018 aproximadamente $2.308 millones, pero sus costos y gastos ascienden a $3.578 millones.

Una comisión de la Superintendencia de Salud, procedente de Bogotá, intervinieron este lunes por la tarde el Hospital Universitario de Sincelejo, en Sucre. Superintendencia de Salud

La Superintendencia de Salud ordenó la intervención del Hospital Universitario de Sincelejo, en Sucre, y estará a cargo de la parte administrativa durante un año. En la decisión, estipulada en la Resolución 5234 del 16 de mayo de 2019, la Supersalud explica que constató el deterioro progresivo de la entidad en la parte asistencia y financiera. (Le puede interesar: Gremios de la salud advierten que el PND no soluciona la crisis del sector)

“Entre los hallazgos que obligaron a intervenir este Hospital están la baja ocupación de los servicios hospitalarios y de urgencias, el aumento de los pasivos, la falta de contratación con las EPS de la región, la deuda a funcionarios y contratistas y, de forma crítica, el alto nivel de procesos judiciales en contra del centro asistencial, hecho que impide que los recursos que llegan al hospital sean invertidos en estabilizar el funcionamiento y mejorar los servicios”, aseguró la entidad en un comunicado.

Explicó que, el año pasado, el hospital facturó mensualmente $2.308 millones, aproximadamente. Pero, sus costos y gastos ascienden a $3.578 millones. Y, aunque adicionalmente recibe recursos por estampilla y otros $684 millones de pesos, el hospital tiene pérdidas mensuales de $630 millones. (Puede leer: “Las instituciones globales son insuficientes”: Alejandro Gaviria)

Los problemas financieros que afronta el hospital, que se ven reflejados en el incumplimiento del salario de empleados y en la prestación del servicio, llevó a la Superintendencia a intervenirlo este lunes sobre las 6:00 de la tarde. Una comisión de funcionarios, procedentes de Bogotá, irrumpieron las oficinas administrativas del hospital. Solo permitieron a los empleados sacar sus objetos personales.

Edna Paola Najar Rodríguez, delegada para Medidas Especiales de la Supersalud, explicó que “la medida de intervención forzosa para administrar tiene como principal objetivo proteger al Hospital del impacto que actualmente tienen los procesos judiciales fallados en contra y lograr que pueda dinamizar los servicios que presta a la comunidad”.

La Supersalud explicó que en este trabajo es fundamental el apoyo de la Gobernación de Sucre para poder gestionar recursos y, así, conseguir que el hospital disminuya el alto nivel de pasivos, sobre todo, las deudas por incumplimiento de pago de salarios a los trabajadores. (Lea: El Hospital Universitario de Sincelejo, en crisis por falta de recursos)