Así mantienen el negocio a pesar de no poder operar

“Me volvió a poner las mismas prótesis usadas”: víctima de "falsos" cirujanos plásticos

La puertorriqueña Jennilyn García es otra de las víctimas extranjeras de los “falsos” cirujanos plásticos en Colombia. En la clínica de Juan Pablo Robles, actualmente investigado por falsedad de documento privado, se ha realizado tres operaciones, cada una con peores resultados que la anterior.

En Colombia son seis los cirujanos plásticos con títulos irregulares a quienes se les ha prohibido operar. Reuters

El suplicio de Jennilyn García Olivero con Juan Pablo Robles, médico colombiano que actualmente está investigado por tener un título de cirujano plástico irregular, comenzó en el 2015. Ella, que vive en Puerto Rico y ahora tiene 26 años, se enteró de las cirugías que hacía Robles por una amiga que se había hecho el incremento de mamas con él. Al igual que han contado otras víctimas de malas cirugías plásticas que lo buscan desde el exterior, lo contactó por redes sociales y, desde entonces, en la Clínica Robles de Colombia se ha hecho tres cirugías entre 2015 y 2017. Cada una con peores resultados que la anterior. (Lea también: “Es como una masacre y tiene que parar”: víctima de una mala cirugía plástica)

Jennilyn es una de las cinco personas que viajó a Colombia en diciembre de 2017 para realizarse una cirugía con Robles y que se suma a la denuncia pública en su contra. Ella, al igual que otras pacientes, no conocía que para ese entonces el médico estaba siendo investigado y se le había prohibido operar. Su testimonio revela la estrategia que sigue utilizando para continuar con el negocio: aunque él es quien las atiende, valora y cobra por el procedimiento, solo se enteran de que será un “colega de Robles” quien las operará cuando llegan a Colombia; incluso, la noche anterior a la cirugía. Las pacientes son persuadidas para operarse con él con “promociones de todo incluido”, en la que además de la cirugía le pagan por alojamiento, comida y transporte en Bogotá, así como con descuentos para las cirugías en los “Black Fridays”. (Lea también: : “No he ido a sala de cirugía desde que me suspendieron la licencia”: doctor Juan Pablo Robles)

¿Cómo se enteró de las cirugías que hace Juan Pablo Robles?

Me enteré de Robles por una amiga de Puerto Rico que se había hecho el aumento de mama con él. Y pues en ese momento tenía la oferta de “Black Friday”, que era todo incluido menos el tiquete de vuelo por US$2.500.

¿Eso en qué año fue?

La primera vez que me operó con él fue el 20 de noviembre de 2015. Yo llegué a Bogotá, un señor de su clínica me recogió en el aeropuerto y luego me llevaron a la Clínica Robles. Él me hizo un aumento de mama, pero me puso muchos. Después de un tiempo, ya en Puerto Rico, lo contacté porque los senos se me caen, me duelen y los siento muy grandes, pero él me dijo que debía esperar entre seis meses y un año para ver los resultados finales.

¿Y qué sucedió?

Después de un tiempo me dijo que me tenía que hacer una pexia invertida, eso ya fue en marzo de 2017. Además, le dije que me quería cambiar las prótesis, porque las sentía muy grandes y creo que fue eso lo que me las tenía caídas. Entonces Robles me dijo que me iba a colaborar, que solo tenía que pagar mi tiquete de vuelo porque el resto hacía parte de la garantía de la cirugía. Me dijo todo eso por mensaje. Pero cuando ya estaba en Colombia, después de evaluarme me mandaron a la tesorería y me cobraron US$3.500… Tuve que pedir prestado porque, como él me había dicho que lo cubría la garantía, me vine sin plata.

¿Y cómo le fue con esa segunda cirugía?

Mal, porque Robles me dijo que me tenía que poner las mismas prótesis porque era sin costo adicional, y pues yo quedé en shock porque él mismo me había dicho que por regulaciones entre cirujanos no se podían volver a poner prótesis utilizadas. El seno derecho se me empezó a inflamar, se puso grande y rojo. Ya en Puerto Rico le volví a escribir, y él me dijo que fuera a un médico, que podría ser una encapsulación. Acá no atienden si se trata de cirugías en el extranjero, pero logré, después de mucho, que un médico me hiciera una evaluación física. Y sí, me dijo que tenía el seno encapsulado.

¿Le comentó esto a Robles?

Sí, me dijo que tenía que volver a operarme a Colombia y que me ofrecía un paquete de US$2.000 por cambiarme los senos, la pexia y una lipoescultura. Se programó el viaje para diciembre de 2017, con los otros cinco compañeros de vuelo, y semanas antes me enteré de que Robles tiene problemas con la justicia. Pero como ya me había operado con él… pensé que él tenía que asumir la responsabilidad.

¿Le dijo algo al respecto?

Sí. Cuando le escribí sobre lo de la investigación me dijo que sí, que no es nada grave, que son rumores. Pero no fue sino cuando estuve en Colombia que me enteré de que me va a operar otro de los médicos de su clínica. Fue la noche anterior a la cirugía cuando me enteré de que iba a ser la doctora Magda Jaimes la que me iba a operar.

¿Y cuál fue el resultado de esa tercera cirugía?

A los seis meses el seno derecho se me inflamó, se me abrió y me salió pus. Hablé con Robles, quien es con el que he tenido contacto todo el tiempo, y me dijo que es normal. Que me tomara un antibiótico por si llegara a ser una infección y que había que esperar seis meses o un año para tomar una decisión. Pero no, yo le dije que ya no me quería operar con él ni con nadie de su clínica. Que quería que me devolviera la plata.

¿Y cómo les fue a los otros cinco pacientes con los que viajó a Colombia?

Pasaron por lo mismo. Pero es que a mí me engañó dos veces, porque hasta ahora me entero de que la doctora Jaimes, aunque no tiene ninguna imputación, es de los 40 médicos cuyos expedientes el Ministerio de Educación le envió a la Fiscalía para aclarar sobre sus títulos.

¿Qué medidas quiere tomar contra Robles?

Quiero que él pague, que me devuelva la plata, porque necesito arreglarme mis senos, están deformes. No puede ser que haya cirujanos haciendo daño, por eso puse una querella, a pesar de no tener los recursos. Quiero que él pague y que las personas que están igual que yo sean valientes y lo enfrenten. (Lea también: Un testigo clave contra los cirujanos)

Lea acá la respuesta del doctor Robles ante estos señalamientos: “No he ido a sala de cirugía desde que me suspendieron la licencia”: doctor Juan Pablo Robles

 

 

 

últimas noticias