Ni aunque se tome 25 tazas de café al día sus arterias se verán afectadas

Nuevos hallazgos comprueban que el consumo de esta bebida no influyen en una mayor rigidez arterial, tras evaluar los efectos de esta bebida en 8.412 personas.

La evidencia científica de los últimos años demuestra que no tiene efectos negativos en la salud cardiovascular, que contribuye a disminuir el riesgo de diabetes, de algunos tipos de cáncer y en general, a una menor mortalidad por todas las causas.Pixabay

El café parece ser uno de esos productos que un día parecen ser buenos para el cuerpo, y al siguiente parecen quedar por fuera de cualquier dieta saludable. En años recientes, su consumo elevado se había relacionado con la rigidez arterial, una condición asociada con un mayor riesgo de sufrir de infartos y otros eventos cardiovasculares. Ahora, una nueva investigación pone en duda dichas conclusiones. (Puede interesarle: ¿Qué tan bueno o malo es tomar café? La respuesta en un estudio con 500.000 personas)

El estudio, financiado parcialmente por Fundación Británica del Corazón, fue liderada por investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres. En él, se siguió la salud de 8.412 personas, quienes fueron divididos en tres grupos, dependiendo la cantidad de cafe que tomen al día. Un primer grupo que tomaba entre cero y una taza al día; el segundo, que consumía entre una taza y cuatro; y un tercer grupo que tomaba entre cuatro y 25 tazas diarias.

Durante varios meses, los participantes fueron sometidos a una serie de exámenes médicos, entre ellos la toma de imágenes por resonancia magnética de sus corazones, así como el examen de ondas infrarrojas de sus pulsaciones cardiacas. Ambos exámenes permiten deducir cómo están los niveles de rigidez arterial.

El seguimiento demostró que el consumo de café no influye en la salud de las arterias. “Lo que descubrimos fue que beber más de tres tazas de café al día no aumentaba significativamente la rigidez de los vasos sanguíneos en comparación con las personas que beben una taza o menos al día ", dijo Kenneth Fung, quien dirigió el análisis de datos para el estudio, a CNN.

“El mensaje principal para la gente es que el café puede disfrutarse como parte de un estilo de vida saludable, y los amantes del café pueden tranquilizarse con este resultado en términos de resultados de rigidez de los vasos sanguíneos”, añadió.

La gran pregunta es, entonces porqué estudios anteriores relacionaron este hábito con una pobre salud arterial. Tras analizar los estudios que llegaron a esas conclusiones, los investigadores se dieron cuenta de que antes de iniciar cualquier seguimiento, debían tener en cuenta otros factores de los participantes como el tabaquismo, el consumo de alcohol, la estatura, el peso, la dieta, el sexo, el origen étnico y la presión arterial.

Entonces, ¿tomar café es bueno o malo?

La respuesta a esta pregunta no puede deducirse de este estudio unicamente, señaló la Asociación Británica del Corazón. "Hay varios estudios contradictorios que dicen cosas diferentes sobre el café, y puede ser difícil filtrar lo que deberíamos creer y lo que no deberíamos", dice Metin Avkiran, director médico asociado de la British Heart Foundation, en un comunicado de prensa.

"Es de esperar que esta investigación ponga en perspectiva algunos de los informes de los medios de comunicación, ya que descarta uno de los posibles efectos perjudiciales del café en nuestras arterias", añadió. (Puede interesarle: Diez mitos y verdades del café)

Hace un año, en el journal Jama Internal Medicine se publicó una investigación que analizó el biobanco del Reino Unido, con más de 500.000 registros genéticos e información médica de cada persona. Sus conclusiones fueron definitivas: “El consumo de café se asoció inversamente con la mortalidad, incluso entre quienes bebían 8 o más tazas por día y aquellos con polimorfismos genéticos que indicaban un metabolismo de la cafeína más lento o más rápido”.

Eso sí: también se han tumbado varios mitos respecto al poder de la cafeína. En 2018, cinco investigadores estadounidenses demostraron que, aunque beber una pequeña cantidad de cafeína en el desayuno ayuda a reducir la ingesta de alimentos en la primera comida del día, su efecto es limitado y transitorio, por lo que los expertos no respaldan su uso como supresor del apetito o ayuda para perder peso.

864164

2019-06-04T10:09:08-05:00

article

2019-06-04T10:09:08-05:00

mrubiano_250626

none

Redacción salud

Salud

Ni aunque se tome 25 tazas de café al día sus arterias se verán afectadas

77

5639

5716