En un mes puede cambiar la personalidad

Luego de revisar 207 estudios, un grupo de psicólogos concluyó que casi todas las terapias son útiles para modular rasgos de nuestro carácter.

Los efectos de las terapias psicológicas pueden perdurar por años.
Los efectos de las terapias psicológicas pueden perdurar por años.

Hay una idea que muy pocos psicólogos están dispuestos a discutir hoy en día: los rasgos de personalidad determinan en gran medida cómo sorteamos la vida, el éxito que tendremos en las relaciones personales y cuán buena o mala será la economía personal e incluso la salud física. Pero en lo que no se han puesto de acuerdo es si estamos condenados a tener esa personalidad o es posible provocar cambios a través de distintas terapias.

En un intento por resolver el asunto, Brent Roberts, Jing Luo y Daniel A. Briley, de la U. de Illinois, en compañía de Philip Chow, de la U. de Virginia; Rong Su, de la U. de Purdue, y Patrick Hill, de la U. de Carleton, se dieron a la tarea de revisar más de 20.024 estudios psicológicos. De ellos se quedaron con 207 y aplicaron un robusto análisis estadístico para tratar de sacar algunas ideas en limpio.

Las conclusiones de su trabajo, publicadas por la Asociación Americana de Psicología, contienen algunas buenas noticias para todos aquellos que día tras día luchan contra algunos rasgos perjudiciales de su personalidad o enfrentan situaciones difíciles, como depresión, ansiedad o desórdenes alimenticios.

“La respuesta a la pregunta de si la personalidad puede cambiar es sí”, explicaron, “y no sólo en las primeras etapas de la vida”. Tanto en las primeras etapas de la adultez como en la mitad de la vida, y aún en la tercera edad, se producen cambios modestos en la personalidad. Un problema es que estos cambios en aspectos importantes, como la autoconciencia, se producen cuando ya es un poco tarde para sacar ventaja de ellos.

Ante ese panorama, los psicólogos se preguntaron qué tan efectivas resultan las intervenciones y los tratamientos como la terapia cognitiva y la terapia farmacológica, prácticas como el yoga, psicoterapia y muchas otras.

Los resultados son alentadores, pero deben interpretarse con moderación. Los 207 estudios evaluados apuntan a que las intervenciones sí generan un cambio en las personas sometidas a ellos. Entre las distintas terapias no se detectó una gran diferencia. En general, todas mostraron signos de cambio, salvo las hospitalizaciones, en las que no se percibió ningún resultado. La característica que más se modificó en las personas fue la estabilidad emocional y las menos alterables fueron la franqueza y la sinceridad.

En cuanto al tiempo que debe durar la intervención para provocar un cambio, los autores del trabajo señalaron que las intervenciones muy cortas, de días, no generaron cambios. El tiempo de intervención que produce los resultados más notables oscila entre cuatro y ocho semanas.

No hay evidencia de que el efecto de la terapia se desvanezca con el tiempo”, apuntaron los psicólogos. Estos resultados controvierten la idea de que las terapias psicológicas sólo tienen efectos por cortos períodos.

Temas relacionados