Juan Diego Medina, fabricando artistas de talla mundial

Noticias destacadas de Un chat con...

El paisa, que está detrás de los grandes éxitos de Nicky Jam, Manuel Turizo y ChocQuibTown, habla de los principales retos y cambios de la industria musical a raíz de la pandemia.

¿Cuál es el principal desafío de la industria musical en estos momentos?

Es aceptar la realidad y los cambios que vengan en el transcurso del tiempo. Tenemos artistas, contenidos, canales de distribución... Tenemos todo, es solo acoplarnos a lo que el consumidor nos pida y la manera en que lo haga. Es una cuestión interna de cada artista. Concientizarnos de la situación en la que estamos y entender que todo pasa. Como dicen por ahí, después de la tormenta viene la calma.

En términos económicos, ¿cuál ha sido el impacto de esta crisis para La Industria Inc.?

A título personal, si soy un malo desagradecido, te diría que nos ha impacto fuertemente, pero siendo consciente y realista, la verdad hasta el momento no nos ha impactado mucho. Te hablo por mi compañía y artistas. Aún no hemos sentido el impacto, no sé el siguiente mes cómo será, porque tenemos nóminas que pagar y todo eso. Gracias a Dios tenemos una reserva para un tiempo, siempre me he caracterizado en pensar cosas que nadie más: si el día de mañana se acaba el mundo, si nos quebramos, si llega una pandemia. Eso sí, hemos dejado de ganar millones, lógico.

¿Cómo ha manejado y qué alternativas ha encontrado frente a la problemática del “booking”?

Ahora la situación es más fácil porque los shows son digitales, te sientas en un espacio bacano y cantas cinco o seis canciones; pero, ojo, no es lo mismo. El artista quiere sentir su público, ver cómo la gente se une con ellos, porque en la cámara no es el mismo sentimiento. Puede que este sea el inicio de una nueva modalidad de shows, pero no me atrevería a decirte qué va a pasar o hacía dónde migrará la música, pero siento que es algo a lo que debemos acomodarnos.

Tenían un calendario de eventos, conciertos y espectáculos programados para este año e inicios de 2021, pero con la situación actual esto no es posible. ¿Qué harán en los siguientes meses?

Lo que resta del calendario e inicios del siguiente año, nos dedicaremos a ver cómo marcamos diferencia a la hora de lanzar contenido, porque en estos momentos todos están haciendo lo mismo, así que debemos ser diferentes.

¿Considera que aumentó el consumo de música durante la cuarentena?

No es que la gente no esté consumiendo de la misma manera, sino que se sectorizó el consumo. Cuando estábamos en la calle y nuestros días eran normales, el consumo era mucho más amplio porque se escuchaba en los centros comerciales, fábricas, carros, discotecas, pero ahora se sectorizó porque la familias están unidas pero en diferentes generaciones. Se está generando más consumo de música de catálogo pero de éxitos generacionales, o sea, que no me va a fastidiar a mí ni al otro.

Nicky Jam, Manuel Turizo, ChocQuibTown y Valentino son algunos de los artistas que maneja La Industria Inc. ¿Cuáles son las preocupaciones o inquietudes que ellos le han manifestado a usted?

Tienen un parte de preocupación porque su nicho de negocio y manutención está en pausa, porque no hay shows, pero están bien. Son personas que han invertido muy bien sus ahorros y, se podría decir, que pueden vivir tranquilos por un tiempo. Pero, obvio, es más como el estrés de qué va a pasar con esto y cómo lo solucionaremos. Yo les digo que hagan música e interactúen con sus públicos, porque ellos quieren escuchar mensajes positivos y sentirse conectados. Estamos es un mal momento, pero mi producto te ayudará a superar tu situación actual, hay que seguir generando contenido.

¿Cómo se logra crear un contenido nuevo, fresco y diferenciador en una sociedad que siempre le está pidiendo más y más al artista?

Yo era uno de los que trabajaba un sencillo por año. Hoy en día trabajo tres o cuatro canciones, pero no porque yo quiera, sino porque el consumidor y nuestra misma sociedad nos obligan a eso. Te pongo un ejemplo, el último sencillo de Nicky Jam, que lo hizo con Daddy Yankee, ya está bajando y la gente me dice como ‘oiga, qué hay de nuevo’. La música se pierde en cuestión de dos segundos, no tiene vigencia, la exprimen. Tienes que ser un fenómeno para que se peguen todos o debes estar en tu momento. Pero ellos siempre están en una montaña rusa, uno no siempre puede ser número uno toda la vida. Lo lindo de este negocio no es ser el mejor, es estar ahí y convertirte en un ícono.

¿Cómo logró Nicky Jam posicionarse como uno de los íconos de la industria musical?

Es un tipo que estuvo en su propia montaña rusa. Tuvo un buen momento en sus inicios, pero cayó en un 100 % y nadie creía que iba a resurgir, pero se puso las pilas y se volvió amigo de la disciplina y hoy en día se enfocó en ser un punto de ejemplo para la sociedad. Es un tipo de 39 años que tiene que competir con gente de 19 años y sigue en la cima. Esta generación no tiene ese respeto por aquellos que labraron el camino para que hoy en día todo fuera más fácil.

¿Cuáles son los mensajes positivos que le quedan de esta crisis?

Lo material no es lo primordial, no es eso, hay cosas más importantes. Obvio necesitamos dinero, eso está claro, pero hay que ser conscientes de que día a día nos estamos matando en hacer dinero y nunca aprovechamos de esos momentos lindos en familia y con amigos.

Comparte en redes: