¿Cómo podría afectar la noticia de una posible vacuna contra el COVID-19 al sector de la educación?

Noticias destacadas de Novedades

Si bien es cierto que existen algunos obstáculos para su distribución y las condiciones especiales que se requieren para el almacenamiento de la vacuna la sola posibilidad de su existencia ya permite vislumbrar “luz al final del túnel”.

Gran expectativa ha desatado en el mundo entero la noticia por parte de la farmacéutica Pfizer de tener una vacuna desarrollada al 90 %, el efecto de la noticia ha sido inmediato, otros laboratorios han salido al paso a mostrar también sus avances con sus respectivas vacunas, las bolsas a nivel mundial han reaccionado con optimismo, muchas empresas empiezan a hacer cuentas y ha ajustar sus pronósticos con un ambiente un poco más optimista para el 2021, las calificadoras de riesgo y bancos centrales también hacen lo propio ya que esta noticia positiva le podrá dar un empujón al consumo, si bien es cierto que existen algunos obstáculos para su distribución y las condiciones especiales que se requieren para el almacenamiento de la vacuna la sola posibilidad de su existencia ya permite vislumbrar “luz al final del túnel”.

¿Pero cómo podría afectar esta noticia al sector de la educación?, antes de la pandemia existían tendencias que permitían prever parte del futuro, que se sabía llegarían en algún momento, por ejemplo en Latinoamérica a nivel general el desarrollo de la oferta de la formación online aún se encontraba muy insípida, en cuando la pandemia llegó la mayor parte de los centros formativos no se encontraban preparados para ofrecer otras modalidades más que la presencial al igual que una parte del mercado tampoco lo estaba por limitaciones de diferentes tipo: tecnológicas, culturales, económicas, etc. Emagister ha sido a la vez vehículo y testigo de los cambios en educación durante los últimos años, actualmente podemos constatar que parte de los efectos del COVID-19 fue que se produjo una aceleración en estas tendencias de las cuales podemos destacar cuatro a nivel general.

  • Una mayor liberalización de la educación a nivel mundial, con cada vez mayor acceso a una mayor cantidad de formación en diferentes modalidades.
  • Una mayor oferta de formación online y a distancia, estimulada por las condiciones del confinamiento que hizo que muchos cursos, programas, y formaciones que solo existían en modo presencial tuvieran que paliar las restricciones geográficas, esto ha sido aprovechado por muchos centros de formación tanto nacionales como extranjeros en diferentes medidas dependiendo de condiciones propias de cada país y normatividad legal.

(Lea también: La importancia de conocer la oferta y demanda educativa en tiempos de COVID - 19)

  • La internacionalización de la oferta formativa, muchas universidades y centros de formación en Colombia han empezado a tomar una tajada del mercado Latinoamericano y Español, lo propio han hecho los centros de formación de otros países, no es de extrañarse tener la posibilidad de acceder desde la Guajira o el Chocó a una formación universitaria de Calidad en una Universidad en Colombia, Chile, España, Argentina, etc, o realizar un curso de programación desde cualquier parte del país, lo mismo podrán decir en otros países respecto a Centros de Formación Colombianos que ya tienen un pie en el mercado internacional.
  • La necesidad que tiene el mercado de formar trabajadores con nuevas competencias, la educación tiene varios propósitos entre uno de ellos está el formar para el trabajo, una de las lecciones que nos deja la pandemia es que las personas buscan desarrollar nuevas habilidades para mejorar su empleabilidad y estar mejor preparadas para el futuro y poder a la vez cumplir metas y mejorar condiciones de vida, esto les brinda la sensación de seguridad; ciertos sectores se vieron más afectados que otros y se mostraron más vulnerables, en muchos casos la tecnología brindo soluciones para ayudar a mitigar el impacto por lo cual podemos esperar que muchas más personas opten por desarrollar habilidades que “no sean confinables”.
Comparte en redes: