"El aislamiento preventivo obligatorio se extenderá hasta el 27 de abril": Iván Duque

hace 4 horas
Por: Manuel Drezner

¿Beethoven no era tan sordo?

Uno de los más conocidos hechos de la historia de la música es la sordera de Beethoven. Este inmenso músico, de quien este año se conmemora el aniversario 250 de su nacimiento, comenzó a perder el sentido del oído cuando no había llegado a los treinta años y su desesperación fue tal que incluso contempló el suicidio, como consta en su Testamento de Heiligenstadt. Afortunadamente para el arte, siguió vivo y, a pesar de su problema auditivo, siguió componiendo música que es una de las grandes creaciones de la humanidad. Hay anécdotas que incluso cuentan que en el estreno de su Novena sinfonía no pudo escuchar la ovación del público y una cantante tuvo que voltearlo para que viera ese entusiasmo.

Todo esto parecía algo básico en los conocimientos musicales, pero ahora un investigador respetable ha publicado el resultado de sus estudios donde dice que Beethoven, si bien había perdido capacidad auditiva, algo podía oír, o sea que no era tan sordo, ya que hay documentos que muestran que aún podía usar su oído izquierdo. Fundamentalmente, lo que dice el profesor Teodoro Albrecht, de la Universidad de Kent, en Estados Unidos, es que hay varios documentos, en los mismos cuadernos de conversación que usaba Beethoven para comunicarse, donde claramente se dice que podía escuchar en forma débil los sonidos y que el problema era más de inteligibilidad que de pérdida completa de la audición. Por otra parte, el uso de trompetillas para sordos mostraba que tenía forma de escuchar, ya que una sordera completa hubiera hecho que ellas fueran inútiles. En los cuadernos mencionados hay una cita donde Beethoven dice que ha preservado la audición en su oído izquierdo, así fuera muy débil. Hay más referencias similares en los cuadernos, afirma Albrecht, y todo eso tiende a demostrar que cuando Beethoven se ponía al frente de una orquesta para el estreno de sus obras el riesgo era limitado.

Hay que esperar a que Albrecht publique sus conclusiones, que borrarían de un tajo uno de los hechos básicos de la historia de la música. Lo cierto es que una disminución notable del sentido de la audición se clasifica como sordera, y aún si Beethoven pudiera oír un poco, seguiría dentro de la definición habitual de sordo. Desde luego, él no fue el único músico sordo de la historia y otros muy ilustres (aunque no tanto como Beethoven) incluyen a Fauré, a Boyce y a Vaughan Williams. Smetana, igualmente, tenía un problema con un sonido de alta frecuencia que oía continuamente y que transcribió en uno de sus cuartetos. Y en nuestros tiempos, los absurdos volúmenes amplificados a que se oye música con seguridad están creando generaciones de sordos, así ninguno de ellos tenga la genialidad de Beethoven.

905361

2020-02-19T21:00:00-05:00

column

2020-02-19T21:00:01-05:00

[email protected]

none

¿Beethoven no era tan sordo?

29

2804

2833

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Manuel Drezner

Recuerdos de Santiago García

La soledad de los abuelos

Los artistas y el virus

Cine para estos días

Gergiev en Bogotá