Biden-Harris, una fórmula ganadora

Noticias destacadas de Opinión

Por fortuna entrego esta columna los lunes, de modo que en ella no voy a mencionar la Convención Republicana que empieza en unas horas y que NO me apresto a ver —algún extracto se me cruzará en las noticias—, como sí vi casi completa la del Partido Demócrata la semana pasada. De más está decir que no tengo obligación de ser equilibrado en la materia, entre otras razones porque no voto el 3 de noviembre.

Al igual que otros columnistas e intelectuales, vivo muy pendiente de lo que pasa en Estados Unidos por la obvia razón de que este es todavía el país más poderoso del mundo. Muy en particular con respecto a América Latina, lo que hacen allá repercute acá con saña. Decía hace poco que en estos países la fecha de la disponibilidad de una eventual vacuna contra el COVID-19 depende en parte de quién gane las elecciones del 3 de noviembre. Es un ejemplo.

 

Comparte en redes: