Por: Uriel Ortiz Soto
Comunidad y desarrollo

Cacao: cultivo, consumo y agroindustrialización

El señor ministro de Agricultura, doctor Aurelio Iragorri, lanzó recientemente en el Valle la gran alianza cacaotera con la destinación de 13.000 millones de pesos para la renovación de los cacaotales y a promover la siembra.

Con el anterior programa el cacao dejó de ser deficitario en Colombia y entrará en la fase de exportación de excedentes como efectivamente está ocurriendo en los últimos años; por consiguiente, se avizora para los cacaoteros un futuro de promisión puesto que la agremiación está siendo manejada con mucha responsabilidad.   

Los departamentos de mayor producción de cacao en el país: Santander, Arauca, Antioquia, Huila, Nariño y Tolima, dedican la mayor parte de su tiempo a la administración y seguimiento de sus cultivos, puesto que también está expuesto a una serie de plagas que hay que estar listos a combatir con los primeros síntomas.

El cacao es especie de larga duración, para seleccionar un lote de cultivo de cacao se deben cumplir con las siguientes especificaciones agroecológicas: tener una altitud de 1.300 metros sobre el nivel del mar, temperatura entre 22 y 30 grados, precipitación de lluvias de 2.500 milímetros anuales y humedad relativa cercana al 80 %.

La calidad del suelo es de vital importancia para una buena producción del cacao, si los presupuestos anteriores no se cumplen, así se opte por una mejor semilla, el producto nunca reúne los estándares de calidad para los mercados.

El ciclo productivo del cacao: es planta perenne que da varias cosechas al año, una cosecha principal y una intermedia, la cosecha principal empieza desde principios de octubre a mediados de enero.

Los cultivadores de cacao están agremiados bajo la Federación Nacional de Cacaoteros; según sus estudios e investigaciones, Colombia es uno de los países con mayor producción en el mundo, además en los actuales momentos se desarrollan varios proyectos para fomentarlo como alternativa de los cultivos ilícitos, de diversificación y etapa de posconflicto.

Los precios del cacao están regulados por el Gobierno a través de la cadena productiva del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, sin embargo, siempre fluctúan al vaivén de la oferta y la demanda.

El consumo del cacao tiene incidencia fundamental en la dieta de los colombianos, razón por la cual forma parte de los productos de la canasta familiar que las amas de casa incluyen no solamente como producto para su familia, sino también para atender recepciones familiares.

Agroindustrialización del cacao: la fase primaria del cacao como producto alimenticio de primera línea es de casi obligatorio consumo, pero de él se derivan una serie de industrias de mucho renombre que han puesto muy en alto el prestigio del producto en los mercados nacionales e internacionales.

Hablar por ejemplo de las diferentes marcas de chocolate para el consumo humano es vivir el estado creativo de sus cultivadores, puesto que gracias a su empeño han logrado colocarlo como producto de primera línea en los mercados internos y externos.

El cacao tiene cantidad de subproductos que han dado origen a grandes fábricas como es el caso de la Compañía Nacional de Chocolates y otras golosinas muy apetecidas por niños y adultos, que no tienen ninguna restricción para su consumo, y que además los grandes nutricionistas las recomiendan como aliado para la salud de las personas.

Si se quiere producir cacao de buena calidad, se debe utilizar para la siembra la semilla recomendada por los agrónomos expertos en el cultivo y manejo de la producción, puesto que si no se siguen las instrucciones de los expertos se corre el peligro de producir un cacao de inferior calidad, lo que significaría el desprestigio para el gremio.  

[email protected]

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Uriel Ortiz Soto

Qué horror: ¿congresistas y ministros?

Urgente: asamblea constituyente