Por: Columnista invitado EE
Día Mundial del Agua,

Colombia está protegiendo el agua a perpetuidad

Por: Luis Gilberto Murillo, ministro de Ambiente

Colombia es el sexto país del mundo con mayor riqueza hídrica y el tercero de América Latina, somos conscientes de esa riqueza natural y estamos actuando para su preservación. Por eso, en el marco del Día Mundial del Agua, declarado como tal por las Naciones Unidas en 1993, quiero destacar los avances que hemos tenido al respecto.

Somos afortunados porque en nuestro país contamos con 41 ríos principales entre los cuales se destaca el Amazonas, uno de los más caudalosos del mundo y que cobra importancia no sólo por su diversidad de fauna y flora sino también a nivel cultural. Alrededor de este y esos ríos principales se ha construido el país y se han asentado comunidades que muchas veces nos han ayudado a proteger el territorio.

Garantizar esa protección inicia por establecer los lineamientos de conservación, protección y en muchos casos, el ordenamiento de los ecosistemas de importancia estratégica para la regulación hídrica, como ocurre con los cinco Planes Estratégicos de las Macrocuencas (PEM) del país, entre los que se encuentra Amazonas, Caribe, Magdalena-Cauca, Orinoco y Pacífico.

Para definir las zonas necesarias para conservar el agua, la biodiversidad y para la gestión del riesgo, hemos formulado y aprobado de los Planes de Ordenación y Manejo de Cuencas Hidrográficas (POMCA), que nos han permitido ordenar 20,7 millones de hectáreas. Ya se aprobaron 17 y esperamos que a mitad de año sean aprobados 10 más para cumplir así con la meta que nos hemos planteado. En estos procesos es muy importante la participación de la comunidad y por eso ya hay 82 consejos de cuenca para consulta y diálogo con las comunidades.

Además, hemos expedido otros instrumentos normativos que son fundamentales para garantizar a perpetuidad una adecuada gestión del recurso hídrico como los Planes de Manejo Ambiental de Acuíferos y el Programa Nacional de Aguas Subterráneas. Aunque hay cifras poco alentadoras como que el 80% de las aguas residuales en el mundo regresan al ambiente sin ser tratadas o reutilizadas, hemos actuado expidiendo la norma de vertimientos a cuerpos de aguas superficiales y al alcantarillado público, y la norma de reúso de aguas residuales tratadas, para mejorar la gestión del recurso hídrico en nuestro país.  

Estamos articulados con las autoridades ambientales para aplicar estos instrumentos en beneficio de nosotros y de nuestro ambiente porque así no solo contribuimos a un mejor futuro sino también a mitigar efectos asociados a la gestión del riesgo. En este sentido, expedimos los lineamientos para el acotamiento de las rondas hídricas que también nos ayudarán a prevenir eventos como el de Mocoa.

Nuestra gestión por el agua es un proceso permanente y por eso esperamos expedir las guías de acotamiento de ronda, estimación de caudal ambiental, la reglamentación de uso eficiente y ahorro del agua, entre otros instrumentos. Así mismo, esperamos publicar el programa de cultura del agua y lograr la formación de 2.000 líderes comunitarios y ambientales a través de la plataforma virtual del Ministerio.

Siendo conscientes de que los páramos son fuente primordial de agua, delimitamos 30 de los 37 que hay en el país. Además, tenemos 9 humedales de categoría internacional Ramsar y esperamos dejar el país con 10, dentro de los que se encuentra el río Bita, en Vichada, uno de los más conservados del país. Ya declaramos alrededor de 30 millones de hectáreas protegidas, lo que garantiza la preservación de nuestros activos ambientales.

Según la Organización del Día Mundial del Agua, se estima que para 2050 la población mundial habrá crecido en 2 billones de personas y la demanda de agua podría ser un 30% mayor, por eso estamos protegiendo nuestro recurso hídrico, pues el agua es un factor de desarrollo social, ambiental, político y económico.

Estamos cumpliendo con las sentencias del río Atrato y del río Bogotá para lograr su descontaminación y tenemos un plan frente al río Magdalena, en donde se concentra la mayor actividad económica del país. Tenemos una visión a futuro y con todas estas acciones estamos contribuyendo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, de los cuales somos pioneros.

La gestión en otros de nuestros ecosistemas como la Ciénaga Grande de Santa Marta ha sido incansable. Hemos rehabilitado los caños Bristol, Caleta del Tambor, Cobado, Cobado 2, Ahuyama y Pajaral para permitir la recuperación del bosque manglar y el crecimiento de los recursos pesqueros, beneficiando así a las comunidades. Con apoyo de autoridades ambientales del Atlántico y Magdalena estamos actualizando el Plan de Manejo de la Ciénaga, instrumento que servirá como una herramienta de planificación y orientación frente a las acciones que se tomen para la protección, conservación y uso sostenible del territorio.

Tal como dice la campaña de este año a raíz del Día Mundial del Agua, “La respuesta está en la naturaleza”, debemos tener en cuenta que podemos contribuir con acciones que están en la misma naturaleza, por ejemplo, reforestando bosques, conservando humedales, no contaminando… y muchas otras acciones que desde las ciudades o las zonas rurales contribuyan de manera puntual a la protección de nuestros activos ambientales porque sabemos que la respuesta y la paz están en la naturaleza.

 

745799

2018-03-22T09:29:59-05:00

column

2018-03-22T09:29:59-05:00

mmonsalve_250625

none

Colombia está protegiendo el agua a perpetuidad

48

5745

5793

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado EE

Bailando al ritmo que nos tocan

Alguien excepcional

Mermelada electoral