En vivo
Contrato del Mintic: juez decide si envía a la cárcel a tres implicados
Abogados de Emilio Tapia, Luis Fernando Duque y Juan José Laverde se defienden de acusaciones de la Fiscalía sobre su supuesto rol en el escándalo del contrato con Centros Poblados.
Abogados de Emilio Tapia, Luis Fernando Duque y Juan José Laverde se defienden de acusaciones de la Fiscalía sobre su supuesto rol en el escándalo del contrato con Centros Poblados.
Minimizar
22 Jun 2021 - 3:30 a. m.

En el canal de “Juancho Dique”

Úber Banquez Martínez tiene 50 años, se desmovilizó con los paramilitares hace 16 años, dejó las armas y el apodo que lo hizo conocido y temido. Pero igual lo llaman Juancho Dique y fue uno de los tres comandantes del Bloque Montes de María, autor de algunas de las peores masacres de nuestra historia. Nació en Puerto Libertador, Córdoba, y creció entre Marialabaja y la orilla del río San Jorge. Desde los nueve años lo alcanzó la guerra. Perteneció al Epl y luego a las Farc; de ahí pasó al Ejército, donde conoció a Rodrigo Cadena, quien ejercía, según él, como guía de la Fuerza Pública siendo paramilitar y quien lo convenció en 1996 de sumarse a una Convivir. Banquez fue comandante, entre otras, del Frente Canal del Dique, que operó desde el límite entre Bolívar y Sucre hasta Cartagena y la frontera con Atlántico, donde dejó una impronta de dolor y sangre que hasta ahora se empieza a conocer.

En una columna anterior reconstruí la violencia que ejerció esta estructura paramilitar, especialmente entre los años 2001 y 2005. Sobre esto hablé con Banquez Martínez, que desde que dejó las armas ha asumido responsabilidades de lo que hizo y conoció –ya ha aceptado casi 600 crímenes–. Habla claro y asegura que existen temas y personas a los que no se refiere porque ponen en riesgo su vida y les pide perdón a sus víctimas por tanto dolor. Ha versionado ante la Fiscalía por 14 años, pagó ocho de cárcel y hoy vive con brazalete electrónico del Inpec. Se define como una “máquina de guerra” que ha hecho un tránsito para convertirse en un “gestor de paz”, de la mano de diferentes iniciativas de la sociedad civil y la Comisión de la Verdad, para esclarecer lo ocurrido en el patio trasero de Cartagena. A continuación, transcribo algunos apartes de lo que conversamos sobre el Canal del Dique:

Comparte: