12 Aug 2021 - 4:30 p. m.

La ñeñepolítica y los embargos que rodean al clan Gnecco

Ariel Ávila

Ariel Ávila

Columnista

La Fundación Paz & Reconciliación (Pares) tuvo acceso a diversas pruebas que involucrarían al clan Gnecco, en el departamento del Cesar, con dos presuntos hechos de corrupción. En el primer caso, Pares accedió a un proceso en la Contraloría General de la República en el cual se habrían ordenado medidas cautelares, con posibles embargos, contra el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo Gnecco, y contra el exgobernador Francisco Fernando Ovalle Angarita, del clan Gnecco, por presuntos hechos de corrupción ocurridos en los periodos 2012-2015 y 2016-2019, respectivamente.

En el segundo caso, Pares tuvo acceso a 10 audios que la Fiscalía interceptó, con orden judicial, del teléfono del Ñeñe Hernández entre mayo y agosto de 2018, cuando se desarrollaron la primera y la segunda vuelta presidencial. Según se puede inferir a partir de estos, el Ñeñe Hernández se habría articulado con miembros del clan Gnecco para apoyar al entonces candidato presidencial Iván Duque con los votos que le habían prometido al candidato de Cambio Radical, Germán Vargas Lleras. De acuerdo a lo que se pudo analizar en las llamadas interceptadas legalmente, los recursos utilizados para este entramado se habrían obtenido de las comisiones que supuestamente se otorgan en el Cesar por contratación pública y que presuntamente se destinarían a la financiación oculta de las campañas políticas. En los audios sale salpicado el señor Lucas Gnecco el jefe del cuestionado clan.

El clan de los Gnecco es de origen guajiro y su inicio en la política se dio bajo las toldas del Partido Liberal. Esta familia se hizo millonaria durante la bonanza marimbera y del contrabando de café, vehículos y otros productos[1]. Jorge Gnecco Cerchar era el patriarca de la familia y fue reconocido por ser uno de los precursores del paramilitarismo en el Cesar. En diferentes sentencias de Justicia y Paz mencionan a Gnecco Cerchar en reuniones con Carlos Castaño y Salvatore Mancuso. Además, fue socio de Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40, y de Hernán Giraldo. Incluso, tuvo su propia Convivir llamada Sociedad Guaymaral Ltda. No obstante, debido a conflictos internos con Jorge 40, Gnecco Cerchar fue asesinado en 2001 por el comandante del Bloque Norte de las Auc en Sabanas de San Ángel, Magdalena.

Lucas Gnecco fue condenado a 42 meses de prisión por el delito de constreñimiento electoral, y entre 2000 y 2009 fue condenado tres veces por la Corte Suprema por los delitos de celebración indebida de contratos y prevaricato. El pasado 14 de mayo de 2021, la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema también lo condenó a seis años y dos meses de prisión por irregularidades en contratos de educación.

Hugo Gnecco fue investigado por irregularidades en materia de contratación pública y en 2007 fue extraditado, desde Venezuela, por delitos asociados a desfalcos en la administración pública cuando se desempeñó como alcalde de Santa Marta. Por su parte, en 2003 Rafael Bolaños fue destituido de su cargo como gobernador del Cesar por parte de la Procuraduría.

Desde el 2011, el clan Gnecco ha buscado alianzas con diferentes caciques políticos del departamento, lo que los ha llevado a construir una hegemonía política en el Cesar. La Gobernación ha sido su principal fortín: les ha pertenecido desde el 2011 hasta la fecha, logrando conservarla con Franco Ovalle en 2015 y repitiendo con Monsalvo en 2019. En esa trayectoria, han logrado tener alianzas con personalidades como Didier Lobo Chinchilla, senador de Cambio Radical; Eloy Chichí Quintero Romero, representante del Cesar por el partido Cambio Radical; Alfredo Ape Cuello Baute, representante del mismo departamento, pero del Partido Conservador, quien ha sido congresista en cuatro periodos (de 2002 a 2010 y de 2014 a 2022).

Actualmente, los Gnecco cuentan con dos senadores: Didier Lobo Chinchilla y José Alfredo Gnecco Zuleta, quien resultó salpicado en el escándalo del fiscal Anticorrupción por presuntamente haberle ofrecido dineros para dilatar el proceso de Lucas Gnecco[2]. Entretanto, en Cámara tienen cuatro representantes (el total de curules del Cesar): José Eliécer Salazar, Cristian Moreno (quien terminó doblegándose al poder del clan), Alfredo Ape Cuello y Eloy Chichí Quintero, señalado por Pedro Muvdi por presuntamente haberse relacionado con el narcotraficante Techo Ospina, quien cumple una condena de 11 años en Estados Unidos.

Adicionalmente y de acuerdo con fuentes en territorio, el clan Gnecco controla 24 de las 25 alcaldías en el Cesar (incluyendo la de Valledupar, con José Mello Castro) y entidades como Corpocesar y la Universidad Popular del Cesar, la cual ha controlado Ape Cuello, a través de sus cuotas, en varios periodos.

Proceso en Contraloría

Desde 2016, la Contraloría General de la República adelanta una investigación a 11 contratos celebrados por la Gobernación, con recursos del Sistema General de Regalías, en los que se evidencian presuntos detrimentos patrimoniales debido a que las obras están inconclusas[3].

Monsalvo Gnecco, actual gobernador del departamento e hijo de Cielo Gnecco, se encuentra en medio de serios cuestionamientos judiciales, disciplinarios y fiscales. El pasado 13 de julio de 2021, en el marco de un proceso que enfrenta en la Corte Suprema de Justicia por irregularidades en un contrato de alimentación escolar, un fiscal delegado pidió casa por cárcel para Monsalvo[4].

El 30 de octubre de 2011, Monsalvo Gnecco (por el Partido de la U) fue elegido por primera vez como gobernador del Cesar. En esas elecciones regionales fue apoyado por el entonces presidente, Juan Manuel Santos, y por el expresidente Álvaro Uribe Vélez. Obtuvo 172.064 votos, equivalentes al 49,21% de la votación. Fue sucedido por otro miembro del clan Gnecco, el político Franco Ovalle Angarita, quien ocupó el cargo en medio de los dos periodos de Luis Alberto Monsalvo con el aval del Partido de la U y 238.872 votos (el 54,45% de la votación). En 2019, con 279.414 votos, Monsalvo repitió en la Gobernación con la Coalición Alianza por el Cesar.

La medida cautelar de la Contraloría, conocida por Pares, se da en un proceso de responsabilidad fiscal en el que el departamento del Cesar resultó afectado, por una cuantía estimada en $50.893 millones, debido a un contrato firmado a finales de 2014 —durante la primera administración del clan Gnecco, en cabeza de Monsalvo—. El objeto del contrato era la construcción de dos centros de desarrollo tecnológico de investigación ganadera y pesquera (que hoy son elefantes blancos en Valledupar y La Paz). Estas obras no se han logrado terminar, a pesar de que Monsalvo Gnecco y su clan han tenido el poder del departamento durante una década y lo seguirán teniendo hasta el 2023.

El elefante blanco

El 2 de febrero de 2021, después de imputar cargos a dos gobernadores, a un secretario de Infraestructura, a un contratista, a una interventoría y a dos empresas, por las irregularidades en la contratación y ejecución del proyecto para la construcción de edificaciones de ciencia, tecnología e innovación para el sector agropecuario y pesquero del departamento del Cesar, la Contraloría Delegada Intersectorial No. 9 de la Unidad de Investigaciones Especiales Contra la Corrupción (UIECC), de la Contraloría, habría decretado esta medida de embargo contra cuatro personas naturales y tres jurídicas.

El órgano de control señala que los presuntos responsables son:

El ente de vigilancia logró establecer en su investigación que el contrato 2014-02-1313, otorgado bajo licitación pública LP-005 de 2014, suscrito el 23 de diciembre de 2014 por el entonces secretario de Infraestructura de la Gobernación del Cesar, Omar Enrique Maestre Vélez, y cuyo objeto era la construcción de dos edificaciones para la consolidación de las capacidades en ciencia, tecnología e innovación del sector agropecuario y pesquero del departamento, “presenta debilidades en la planeación del proceso contractual, en la ejecución del contrato, así como presuntas deficiencias por parte de la interventoría y la supervisión por falta de aplicación efectiva de controles”.

La Contraloría agrega que el acta de inicio del contrato se llevó a cabo el 10 de marzo de 2015 y que las obras estaban previstas para ejecutarse en nueve meses y 20 días, pero se tomaron 21 meses y 14 días. Su ejecución, que inicialmente estaba planteada para desarrollarse en 290 días, se tomó 644 días calendario, lo que significa que se terminó de ejecutar 354 días después del plazo previsto inicialmente, hasta diciembre 24 de 2016.

Las obras corresponden a dos edificaciones: una para investigación ganadera y otra para asuntos pesqueros. Ambas se desarrollarían en los municipios de Valledupar y La Paz, para lo cual se había presupuestado el proyecto así:

Esto se debía realizar con recursos provenientes del Sistema General de Regalías que tenían el fin de consolidar las capacidades de ciencia, tecnología e innovación del sector agropecuario del departamento del Cesar. Lo anterior, debido al escaso desarrollo científico y tecnológico de dicho sector, así como al bajo acceso a los servicios tecnológicos de las cadenas agropecuarias, lo cual no permite un crecimiento competitivo y sostenido del sector a escala departamental y nacional.

Por el citado contrato, en 2016 se habían girado $25.062 millones, que correspondían al 49,2% del proyecto. Una vez cancelado ese dinero, el plazo fue prorrogado hasta diciembre 24 de 2016 sin que la entidad territorial hubiera definido la situación y sin que el contratista hubiera desarrollado el objeto del contrato.

Monsalvo Gnecco visitó las instalaciones del Centro de Desarrollo Tecnológico de la Ganadería, ubicado frente al Aeropuerto Alfonso López en Valledupar. Fotografía del 10 de agosto de 2012.

Para el grupo auditor, el contratista no ha desarrollado el objeto del contrato ni la Gobernación del Cesar ha definido dicha situación, lo cual ha llevado a retrasos en la construcción de las obras que debieron terminar el 31 de marzo del 2016 (en el gobierno de Ovalle Angarita), con lo que se estaría evidenciando una gestión antieconómica.

La ñeñepolítica y el clan Gnecco

Como si el prontuario familiar y el proceso en la Contraloría no fueran suficientes, el clan Gnecco aparece señalado en los audios de las interceptaciones de la Fiscalía a José Guillermo Hernández Aponte, alias Ñeñe Hernández, narcotraficante asesinado en Brasil en 2019 que presuntamente habría financiado la campaña presidencial del Centro Democrático en 2018. A continuación, Pares resalta las menciones más importantes en los diez audios hasta ahora conocidos (podrían ser más).

Se debe recordar que, en el audio de la conversación entre el narcotraficante Ñeñe Hernández y María Claudia Daza, asesora del entonces senador Álvaro Uribe Vélez, en la que hablan de comprar votos para la campaña presidencial de Iván Duque (escándalo denominado como la (ñeñepolítica y revelado por el periodista Gonzalo Guillén de La Nueva Prensa)[6], mencionan a algunos políticos del clan Gnecco en la presunta operación ilegal que habría favorecido al candidato del Centro Democrático.

Los audios de la ñeñepolítica

Según se desprende de las conversaciones interceptadas, el Ñeñe Hernández se habría articulado con el clan Gnecco para apoyar a Duque en las elecciones presidenciales con los votos que le habían prometido al candidato de Cambio Radical, Germán Vargas Lleras. Esto se habría hecho, al parecer, con los recursos que se obtendrían de las comisiones que supuestamente se otorgan por contratación pública en el Cesar y que presuntamente se destinarían para la financiación oculta de las campañas políticas.

Audio 1

Fecha: junio 3 de 2018 - Duración: 19:39

En esta conversación aparecen el Ñeñe Hernández y Caya Daza (entonces asesora de Uribe en el Senado). Ambos hablan de un viaje a La Guajira para conseguir votos para Duque. Y conversan sobre la estrategia electoral de la campaña de Iván Duque para derrotar a Gustavo Petro en segunda vuelta.

En esa llamada, entre otros, mencionan como participantes en la operación electoral a José Gregorio Hernández, hermano del Ñeñe, conocido como alias Goyo; a Priscila Cabrales, activista del Centro Democrático; a Daniel Palacios, ministro del Interior; a Alicia Arango, embajadora de Colombia ante la ONU; a Mauricio Pimiento, exsenador del Partido de la U condenado por parapolítica; a German Vargas Lleras, excandidato presidencial; al representante Didier Lobo, a quien en 2016 le fue abierta una investigación por presuntos sobrecostos por más de $3.000 millones en un contrato para el suministro de paquetes nutricionales[7]; y a Ape Cuello, representante conservador mencionado en el escándalo de Odebrecht por presuntamente haberse reunido con Otto Bula en la adjudicación del contrato de la vía Ocaña-Gamarra[8].

El Ñeñe dice: “ahora en las pasadas [primera vuelta] nosotros nos aprovechamos de la plata que se robaron, una plata de Vargas Lleras, de transporte y de vainas. Hoy no las vamos a tener”. A lo que Caya Daza responde: “Así es”. Y el narcotraficante agrega: “Nosotros tenemos que tratar de organizar el transporte, organizar vainas con tiempo, no dejar esa mierda para lo último”.

En el audio se menciona a Didier Lobo, congresista del Cesar. La asesora de Uribe le cuenta al Ñeñe Hernández que Lobo había pedido que Iván Duque lo llamara directamente a él para pedirle su apoyo en segunda vuelta.

En otro segmento de la conversación se habla del representante Ape Cuello. Ante la queja del Ñeñe respecto a que sectores políticos del Cesar no ayudaron a Duque en la primera vuelta, Caya Daza le dice: “Yo llamé a Ape Cuello. Yo le dije: «Ape (…) tengo un problema, resulta que no hemos podido conseguir vallas. Valen millón y medio». Ape me dijo: «Mándamelos a mí que tengo cinco millones de pesos»”.

“Yo a Uribe le cuento todo, Ñeñe”, es otra de las frases que se oyen en la interceptación.

Audio 2

Fecha: mayo 26 de 2018 - Duración: 00:50

Es una conversación del Ñeñe Hernández con Yaneth Zuleta, quien hacía parte del grupo de mujeres “Duquesas con Duque” que coordinaba Lucas Gnecco para conseguir votos para la campaña de Iván Duque. Este diálogo se presentó un día antes de la primera vuelta presidencial. Ella le dice al Ñeñe: “Nosotras necesitamos hablar un momentico contigo. Estamos aquí en la casa del señor Lucas Gnecco, necesitamos resolver unas necesidades que tenemos con unos votos, con una gente que necesita salir a votar y eso, y no nos han resuelto nada de eso”.

Audio 3

Fecha: mayo 29 de 2018 - Duración: 02:18

En esta llamada, el Ñeñe Hernández conversa con un activista político de Valledupar que lo felicita por los votos conseguidos para Duque en el departamento del Cesar. “A ese Vargas Lleras sí le metieron fue la mondá”, asegura el narcotraficante en la conversación. En este audio se evidencia la importancia del Ñeñe a nivel electoral.

Audio 4

Fecha: mayo 30 de 2018 - Duración: 02:48

En esta conversación, el Ñeñe Hernández cuenta que lleva tres días festejando la victoria de Iván Duque en primera vuelta. El sujeto que lo llama da cuenta de la amistad del Ñeñe Hernández con Ernesto Orozco, excandidato a la Alcaldía de Valledupar cuestionado por haber sido acusado debido a presuntos nexos con grupos paramilitares. Esta acusación se fundamenta en su presunta responsabilidad en la contratación con entidades y fundaciones que habrían servido como fachada para financiar el grupo al mando de Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40[9]. Actualmente, Orozco ha sido designado como gerente de Asopagos[10], empresa que reúne 29 cajas de compensación familiar. En la conversación, el Ñeñe dice que es “muy” amigo de Orozco Durán.

Audio 5

Fecha: junio 14 de 2018 – Duración: 1:16

En esta conversación, el Ñeñe Hernández recibe una comunicación de un activista político que le cuenta que, para garantizar votos el día de la segunda vuelta, “hay que organizar cosas para poder mover la gente”. “Hay que hablar con Ape”, le responde el Ñeñe. “Yo no he podido hablar con Ape porque ando ocupado”.

Audio 6

Fecha: junio 16 de 2018 – Duración: 1:53

En esta conversación aparece una persona que se autodenomina Goyi y que le dice “primo” al Ñeñe. Esta persona le dice al Ñeñe que tiene listo el vehículo de Caya Daza para recoger a la gente que tiene que votar al día siguiente: 17 de junio de 2018, día de la segunda vuelta presidencial. El Ñeñe le responde que cuadre todo con Pepe Gnecco.

Ñeñe: ¡Aló!

Goyi: Ajá, primo, habla Goyi.

Ñeñe: Hola, ¿cómo estás?

Goyi: Nada, primo, ¿por dónde andas?

Ñeñe: No, nada, por aquí en la casa, pasando grave, te cuento…

Goyi: ¡Qué vaina! ¿Y qué tienes? ¿La gripa?

Ñeñe: Uy, juepucha, me duelen los huesos.

Goyi: A mí me ha dado tres veces, oiga… Yo lo estaba llamando, primo, era para ver con quién consigo yo un valecito que acá tengo el carro de Caya para mañana recoger personal y vainas de eso.

Ñeñe: Primo, eso con Pepe Gnecco, creo que está manejando eso, no sé.

Goyi: ¿Y dónde yo encuentro a Pepe?

Ñeñe: ¿Usted tiene el teléfono de él? Anótalo.

Goyi: Sí, sí, espere… para llamarlo…

Ñeñe: Para que le diga que colabore, marica.

Goyi: Sí, porque yo fui allí a las doce y no hay nadie ahí. Ahí está el carro mío, yo le voy a pasar las cosas… yo trabajo en la madrugada hasta las siete de la mañana y ya yo estoy desocupado. Y le dije que no quisieron… Reunir…

Ñeñe: Llámate a Pepe, llámate a Pepe, que Pepe te colabora. 310…

Goyi: Espéreme, espéreme, primo, que este teléfono suena con todo… Sí, a ver. Espere que es que aquí no me sale… espere… (Oiga, présteme un lapicito por ahí que es para anotar un teléfono, por favor).

Goyi: Se me trancó el teléfono y no quiere abrir. Dígame, primo, ¿310…?

Ñeñe: Sí, señor.

Goyi: Ah, bueno, primo, yo mañana voy para a visitarlo.

Ñeñe: Listo, manito, ok.

Goyi: Bueno, primo.

Audio 7

Fecha: julio 4 de 2018 – Duración: 1:06

El Ñeñe Hernández es señalado de ser testaferro y jefe político de la organización de Marquitos Figueroa, al ser representante legal de compañías y bienes por $1,2 billones adquiridos con dineros del narcotráfico[11]. Desde 2017, autoridades de los Estados Unidos y la Fiscalía General le seguían el rastro a los negocios del Ñeñe Hernández, y encontraron que su principal socio era Armando de Jesús Gnecco. En esta conversación se evidencia que el narcotraficante visitaba los bienes a nombre de Armando Gnecco, socio de la organización criminal.

Audio 8

Fecha: agosto 9 de 2018 – Duración: 4:56

El Ñeñe recibe una llamada de Carlos Amaya, el contralor departamental de esa época. Es una conversación sobre las proyecciones electorales en la región, y mencionan el papel de Pepe Gnecco, a quien el Ñeñe le dice “mi hermano”. El interlocutor de Hernández hace un análisis de cómo se deben hacer las reuniones con los candidatos para elegir. Y piensan en lanzar a Pepe Gnecco en el caso de que su sobrino, Luis Alberto Monsalvo Gnecco, no se lanzara a la Gobernación. “Tenemos papayita para ganarnos la Gobernación (…) yo he sacado las cuentas”, se oye en la conversación. Finalmente, el Ñeñe confirma que se reunió con Pepe Gnecco. De igual forma, mencionan a Rodrigo Álvarez como la “mano derecha e izquierda de Ape Cuello”.

Audio 9

Fecha: agosto 12 de 2018 – Duración: 2:38

Un hombre identificado como José Rodolfo Castro Arias llama al Ñeñe Hernández y le cuenta que deben ayudar a la gente que está colaborándole a José Félix Lafaurie para ser contralor general. Esta llamada es un día antes de la elección de contralor en la que salió elegido Carlos Felipe Córdoba.

Audio 10

Fecha: agosto 23 de 2018 – Duración: 2:38

Luego de haber apoyado la campaña de Iván Duque a la Presidencia, como lo reveló una investigación de La Nueva Prensa (ratificada por otros audios publicados en Noticias Caracol), el Ñeñe Hernández se decidió por el Mello Castro a la Alcaldía de Valledupar, como lo expone un audio del 28 de agosto de 2018, interceptado legalmente por la Fiscalía.

Referencias

[1] Laura Alonso. “Clan Gnecco: Doña Cielo, el infierno del Cesar”. Línea de Democracia y Gobernabilidad. Fundación Paz y Reconciliación (Pares). Enero 6 de 2019. Consultado en: https://pares.com.co/2019/01/06/clan-gnecco-dona-cielo-el-infierno-del-cesar/

[2] Valencia, León (2019). Los clanes políticos que mandan en Colombia.

[3] Contraloría General de la República. “25.000 millones en hallazgos fiscales en el Cesar”. Comunicado de prensa No. 226. Diciembre 29 de 2016, Bogotá. Consultado en: https://www.contraloria.gov.co/contraloria/sala-de-prensa/boletines-de-prensa/boletines-prensa-2012/-/asset_publisher/Jl4Sa8JTmjbW/content/25-mil-millones-en-hallazgos-fiscales-en-el-centro-de-desarrollo-tecnologico-del-cesar?inheritRedirect=false

[4] El Tiempo. “Fiscalía pide casa por cárcel para el gobernador del Cesar”. Redacción Justicia. Julio 13 de 2021. Consultado en: https://www.eltiempo.com/justicia/investigacion/fiscalia-pide-casa-por-carcel-para-el-gobernador-del-cesar-luis-monsalvo-602954

[5] Procuraduría General de la Nación. “Procuraduría formuló pliego de cargos al exsecretario de Infraestructura de la Gobernación del Cesar”. Boletín No. 161, lunes, 16 de marzo de 2020. Consultado en: https://www.procuraduria.gov.co/portal/Procuraduria-formulo_pliego_de_cargos_al_exsecretario_de_Infraestructura_de_la_Gobernaci_n_del_Cesar.news

[6] La Nueva Prensa. “Interceptaciones al narcotraficante ´Ñeñe´ Hernández destapan compra de votos para Duque por orden de Uribe”. Investigación. Marzo 3 de 2020. Consultado en: https://www.lanuevaprensa.com.co/uribe-el-asesino-que-nos-puso-la-mafia-2/interceptaciones-al-narcotraficante-nene-hernandez-destapan-compra-de-votos-para-duque-por-orden-de-uribe

[7] Valencia, León (2019). Los clanes políticos que mandan en Colombia.

[8] Ibídem.

[9] Pares. “Candidatos cuestionados a alcaldías y gobernaciones 2019. Primer Informe”. Agosto 8 de 2019. Consultado en: https://pares.com.co/2019/08/08/informe-la-lista-de-los-candidatos-cuestionados-elecciones-2019/

[10] El Pilón. “Ernesto Orozco, designado como gerente de Asopagos”. Febrero 5 de 2021. Consultado en: https://elpilon.com.co/ernesto-orozco-designado-como-gerente-de-asopagos/

[11] La Nueva Prensa. “Dijín y Fiscalía incautan bienes de ‘Marquitos’ Figueroa y Ñeñe Hernández en cinco departamentos, valorados en más de un billón de pesos”. Investigación. Junio 6 de 2019. Consultado en: https://www.lanuevaprensa.com.co/uribe-el-asesino-que-nos-puso-la-mafia-2/dijin-y-fiscalia-incautan-bienes-de-marquitos-figueroa-y-nene-hernandez-en-5-departamentos-valorados-en-mas-de-un-billon-de-pesos

Comparte: