Publicidad

Posdata, una librería con ciudad

Arturo Charria
14 de abril de 2022 - 00:00 a. m.

Abrir una librería es un acto de amor por los libros, por una ciudad y por su gente. Pues, más que un espacio en el que se vende un producto es un lugar de encuentro: con la palabra y el mundo. Quizá por eso la noticia de una librería fue como si de golpe en Cúcuta se abriera otra frontera.

Posdata recuerda el último aliento de una carta: palabras que pueden sintetizar el universo en una sola línea. Su llegada ha sido un acontecimiento, porque en las librerías, además de buscar nuevas lecturas, también se va a conversar, aprender y, a veces, para orientarse. Esto último es uno de los aspectos más interesantes de la librería y que la diferencia de otros espacios que hay en la ciudad, pues sus libreros tienen la capacidad de recomendar poemas, novelas o ensayos, según la necesidad del visitante.

Como toda buena librería, también hay un espacio para leer y tomar café. En el caso de Posdata hay un ingrediente adicional, pues cuenta con un barista que prepara una variedad de cafés que él mismo cultiva en una finca en el municipio de Labateca, al sur del departamento. Las mesas están ubicadas en una terraza a la entrada, allí es posible comenzar la lectura, pero también se ha convertido en un espacio de tertulias en el que se discute sobre feminismo, ciudad y se inicia a los más pequeños en los clubes de lectura.

Hace algunos años, cuando abrieron la Panamericana, muchos nos alegramos porque se ampliaba la posibilidad de encontrar ciertas ediciones que no se conseguían en otras papelerías en donde también vendían libros. Sin embargo, era claro que la experiencia quedaba corta y podía ser, incluso, hostil: el ruido y el ritmo del centro comercial no permiten crear comunidad en torno a la literatura.

Posdata permite habitar la experiencia literaria de otra manera, hay una disposición distinta en el cuerpo que invita a quedarse en el lugar, pues el objetivo no es una transacción comercial. En este espacio los sentidos se expanden, a veces basta con tomar una edición y ojearla para sentir en el tono de ciertos pasajes un vínculo que puede durar años. Hay quienes leen las primeras páginas y ahí deciden. En mi caso adquirí una costumbre por amor: leer las últimas frases como parte de un ritual antes de llevarlos a casa.

En mi primera visita a Posdata encontré un libro que un amigo me había recomendado: El cielo que perdimos, de Juan José Hoyos. Sentado en la terraza fui pasando páginas de la novela y recordé una columna escrita hace tres años “Una ciudad sin librerías”. Me alegró saber que el texto ya envejeció, porque ahora, en Cúcuta, hay una librería con ciudad.

Puntilla. Basta con decir Putumayo para conocer la dimensión de la ignominia.

 

Eduardo(00883)15 Abr 2022 - 6:08 p. m.
La venta de libros por internet, acabará poco a poco con las librerías. Por mi parte prefiero comprar en librería.
ERWIN(18151)14 Abr 2022 - 3:28 p. m.
excelente articulo ..la cultura ..cuan vasta es ..y sus espacios y formas y maneras ..y sus conductos ..
jose(33220)14 Abr 2022 - 8:37 p. m.
que bueno . todavía me duele al alma cuando camino Junin con la playa, o la diagonal colombia en medellin . las buenas i viejas librerias desaparecieron hoy son locales de cafetería , o almacenes con equipos a todo volumen anunciando sus promociones medallo tuvo una especial : la anticuaria.
Clara(20526)14 Abr 2022 - 3:40 p. m.
Sólo una persona que entiende la riqueza y el placer de la lectura puede entender lo que se siente al tener una librería al alcance. Qué ironía: hay centros comerciales , iglesias, peluquerías y hasta casinos pero pocas y en algunos casos ninguna librería. Con razón este país es como es
Atenas(06773)14 Abr 2022 - 12:30 p. m.
Se alegra Charria, y nos hace un despliegue de sus churrias, ante la afortunada llegada de un librería allí donde tanto falta hacía. Y se hace el loco pa reconocer q’ esa es una de las tantas noticias buenas q’ surgen del ambiente de confianza inversionista q’ deja el gbno DUQUE. Empero, ¡cuántos libros más necesita leer este despistado opinador antes de aprender a ser objetivo y veraz! Poor man.
  • Macario Paramo(86653)14 Abr 2022 - 1:57 p. m.
    Necesita leer muchos menos libros que usted, Apenitas para comenzar a comprender la realidad del pais que no habita. Siga con las clases de ingles pero no olvide mantenerse alerta con la limpieza para que no lo despidan.
  • Un observador(71824)14 Abr 2022 - 10:19 p. m.
    Rata uribestia.
  • YoOpino(83563)15 Abr 2022 - 5:18 p. m.
    Ah! Tenaz! Que idiota eres!!!
  • Alfredo(44610)14 Abr 2022 - 8:32 p. m.
    En este gobierno y anteriores de Uribe, la lamboneria es un oficio muy popular...
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar