Publicidad
9 Apr 2021 - 3:00 a. m.

Ensayito sobre la rebelión

Siempre albergué dudas sobre la rebeldía de quienes luchaban contra abstracciones. Es decir, de quienes se oponían al sistema, al heteropatriarcado, al colonialismo, a la burguesía o al imperialismo. O digámoslo de otra forma: no me parece en absoluto difícil ni meritorio enfrentar estos conceptos o usarlos como blanco de una diatriba revolucionaria. Ni la burguesía ni el imperialismo van a devolver la bofetada. Las abstracciones no tienen rostro, y cuando reciben las tres piedras del rebelde nadie se da por aludido. Muy distinto es decirle “no” a una persona concreta: a un dictador, a un mafioso, a un productor de Hollywood, a un empresario; ellos sí pueden devolver la ofensa.

He pensado en esto después de leer Volver la vista atrás, la última novela de Juan Gabriel Vásquez, en la que recrea la vida del director de cine Sergio Cabrera. Si hay algo que demuestra este libro es que alguien puede convertirse en guardia rojo y hacer la revolución cultural china, luego volverse guerrillero y hacer la revolución proletaria en Colombia, para a la postre acabar siendo cualquier cosa menos un rebelde. Se puede estar en el epicentro de la revolución mundial —Sergio Cabrera estuvo allí— y sin embargo guardar una lealtad heterónoma hacia un destino soñado por alguien más, para la satisfacción moral y la realización vital de otro, no de uno mismo.

Síguenos en Google Noticias