Publicidad
Lee este contenido exclusivo para suscriptores

En Bogotá las cámaras corporales no serán ojos contra el abuso

Carolina Botero Cabrera
19 de agosto de 2023 - 02:00 a. m.

Las cámaras corporales (“body cams”) para agentes de la policía se venden como una herramienta eficiente para prevenir y castigar los abusos policiales. Es decir, los gobiernos nos las presentan como garantes del principio legal del “carácter público de las actividades de Policía”. Sin embargo, una reciente regulación en Bogotá no va por ahí.

 

Norma(12580)19 de agosto de 2023 - 08:37 p. m.
Muy buena información. Las cámaras vigilan a la sociedad civil y no a la policía y ejército quienes son los que portan armas. Hay que insistir, Dña Claudia no puede gastar un dineral del fisco, para no utilizarse para lo que se debe, que es: 1) vigilar la prestación del servicio 2) evitar la brutalidad policial 3) comprobar que no hubo exceso de fuerza. Las armas de la nación deben proteger a la ciudadanía, no eliminarla.
Javier(dizd8)19 de agosto de 2023 - 04:03 p. m.
Dra Carolina, ya que hablamos de abusos, permítame contarle lo siguiente: la empresa Baloto, para hacer pagos de premios, por pequeños que estos sean, viene exigiendo: cc, fecha de expedición, teléfono, etc. Creo, sinceramente, que esto es un abuso o atropello. Claro, el negocio está hecho. Todos estos datos son negociables, verdad?
maría(52338)19 de agosto de 2023 - 02:07 p. m.
Preocupante y, lo peor, muy coherente con las políticas represivas de esta alcaldía.
-(-)19 de agosto de 2023 - 02:07 p. m.
Este comentario fue borrado.
Carlosé Mejía(19865)19 de agosto de 2023 - 01:57 p. m.
No creo que estas medidas vayan a funcionar bien porque los policías son extremadamente maliciosos y desarrollarán ardides para burlar el control de las cámaras. Por eso siempre he sostenido que frente a la policía y también al ejército: ¡BORRÓN Y CUENTA NUEVA!
Ver más comentarios
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar