Publicidad

Estafas por cortesía de Migración Colombia

Carolina Botero Cabrera
11 de marzo de 2023 - 02:00 a. m.

Durante la pandemia por COVID19 florecieron aplicaciones que iban a servir para ayudarnos a enfrentar el desafío del contagio, sin embargo, lo que quedó claro muy pronto es que funcionaban más para controlar a las personas que para controlar la enfermedad. CheckMig es una herencia de esa época que se volvió sobre todo una carnada de estafas.

En el sitio de Check Mig dicen que agiliza la entrevista de ingreso al país y que permite dar información de salud a las entidades que lo requieran. El CheckMig es un formulario que debe diligenciar todo viajero que entre o salga de Colombia que surgió inicialmente para tener una trazabilidad de las personas con la idea de facilitar el rastreo del virus sí sucedía un contagio por COVID19, superada la pandemia es un legado oscuro de esa época. El sitio no tiene una política de datos clara tampoco ofrece términos de uso, aparentemente se aplicarían los generales de la entidad que no se actualizan desde julio de 2019. Es decir, su gestión de datos personales es simplemente un saludo a la bandera.

Entonces, en 2023 cuando ya hemos dejado de perseguir al virus, gracias a la masificación de la vacuna, este formulario sirve sobre todo para recoger datos muy sensibles sobre las personas que no sabemos para qué se están usando, y para facilitar fraudes. Les hablaré de esto último.

Sin ninguna justificación a estas alturas sigue apareciendo como obligatorio diligenciar Check Mig, así que no importa si usted es muy precavido y revisa los requisitos antes o si es de esas personas que decide que eso no sirve para nada y llega al aeropuerto para encontrarse con la persona que detrás del escritorio se lo recuerda. Le dirán que es un requisito obligatorio para entrar o salir del país y pues, ¡hay que hacerlo! Puede que usted tenga suerte, no lo haga y nadie se lo pida. Sin embargo, al ser obligatorio si se lo piden o lo cumple o no viaja. He sabido de personas que han perdido el vuelo porque la aplicación estaba caída cuando estaban en la puerta del avión y no habían hecho el trámite.

Les contaré lo que me pasó a mí. Venía de regreso y me arriesgué a no hacer el registro, crucé los dedos para que no me lo pidieran esta vez –es una lotería a veces lo piden a veces no–, llegué al aeropuerto y me lo pidieron. Tuve problemas para acceder al wifi del terminal aéreo así que cuando logré navegar ya estaba nerviosa pensando que si no hacía esto perdería mi vuelo. Entré a Google y busqué “Check Mig”. En mi afán hice clic en el primer enlace y empecé a llenar los datos. Cuando ya pensé que había terminado fui dirigida a una página donde se me pedía pagar USD 70, fue solo en ese momento que me di cuenta de que había estado diligenciando un formulario que no era de Migración Colombia.

A pesar de que he hecho ese registro muchas veces, esta vez no me percaté de que no era el de siempre. Debido al afán caí en el engaño y entré en un sitio que aprovecha la obligatoriedad del registro para engañar a las personas, robar sus datos y su dinero. Los delincuentes pagan para aparecer de primeras en el buscador y así la gente pica el anzuelo muy fácil. Inmediatamente cerré el sitio me preocupaba a dónde fueron a parar mis datos, pero tenía más afán de viajar que otra cosa y estaba agradecida de haber evitado el fraude. Así, volví a buscar “Check Mig”, esta vez seguí el proceso correcto, entregué mis datos al Estado colombiano sin saber para qué y regresé a casa.

Unos días después recordé eso y lo comenté con otras personas, me enteré que varias sí han caído en la trampa y han pagado. Una amiga me contó que unos extranjeros adultos mayores que venían a visitar a su familia pagaron cada uno 70 USD. ¿Cuántas personas han caído en la trampa? ¿Cuánto dinero está llegando a los bolsillos de delincuentes porque Migración Colombia no cambia sus requisitos de entrada al país y a cambio de unos cuantos datos deja olvidada una aplicación que ni siquiera tiene un propósito claro?

Esta semana volví a buscar “Check Mig” y allí está el sitio fraudulento que ya visité una vez. En una búsqueda un poco más curiosa encontré varios para Check Mig y para trámites similares. Parece que hay toda una industria de crimen que aprovecha los requisitos estatales de migración como, las visas o los formularios de ingreso a otros países para engañar a las personas. Parece que son empresas internacionales que crean sitios paralelos y pagan publicidad para atraer a las personas, allí se encuentran formularios que la gente diligencia y termina pagando por trámites que son gratis o al menos pagando a quien no corresponde.

Esta actividad lucrativa criminal merece una verdadera acción de cooperación internacional con actividades de verdadero ciberpatrullaje para desmantelar, exponer y castigar a los delincuentes. Pero además de la policía, la existencia de este tipo de estafa habla de otros dos actores que deben emprender acciones: la autoridad que impone los requisitos y el buscador que es usado para el fraude.

Migración Colombia no tiene ya justificación para mantener una herencia de la pandemia que está generando un alto riesgo de fraude y es un obstáculo al momento de viajar al país (la de veces incluso que está “caído el sistema”). Migración Colombia debe terminar con ese suplicio innecesario que además de crear muchas dudas sobre a dónde van los datos personales y para qué se usan -incluso cuando se usa el sitio correcto- está sirviendo para enriquecer delincuentes engañando a las personas que de buena fe quieren cumplir con su ridículo requisito. Señores Migración Colombia, es hora de archivar Check Mig.

De otra parte, el caso de Check Mig revive la discusión sobre los controles que Google debe tener para evitar sitios fraudulentos en su negocio de publicidad paga. En este caso no se trata de un mero intermediario que facilita la voz de las personas, no, acá reciben dinero por circular publicidad. Siendo esta una actividad del negocio, es claro que tienen responsabilidad frente a la información que ofrecen.

Un buscador como Google tiene un botón para denunciar este tipo de publicidad y eso es bueno, pero no basta pues no pueden poner la carga solo en la persona usuaria. No le corresponde solo a la persona que usa el buscador identificar qué es publicidad engañosa o fraudulenta para reportarla y que Google la quite.

Sin saber qué hace Google exactamente, sí me gustaría preguntarles si identifican un fraude, ¿qué pasa después? (además de quitar el aviso), ¿informan a las autoridades?, ¿bloquean todos los avisos publicitarios relacionados con el usuario reportado?, ¿conservan la información para entregarla en caso de ser requerida por la justicia?, ¿informan a posibles víctimas que han seguido los enlaces? Este es un tema para seguir y ver cómo evoluciona.

 

Luis(51469)12 de marzo de 2023 - 10:46 a. m.
Si bien es cierto el tema del COVID pasó a otro plano; en la columna observó una asociación que no comparto, señalar en su título la relación de la Institución estatal con la promoción del fraude, allí no creo apropiado que migración participe en esa cortesía solo mantiene un supuesto “control” sobre algo ya inútil que ya otra cosa. La connotación expresada en el titular.
  • Luis(51469)12 de marzo de 2023 - 10:52 a. m.
    esta distante de la finalidad del inútil control pretendido, lo que si es muy delicado y no sabemos si migración Colombia ejerce control estricto es el manejo de la información privada, no sea como las bases de datos bancarías de las cuales hacen uso para estafar a incautos
Maribel(27840)11 de marzo de 2023 - 06:46 p. m.
Preocupante
UJUD(9371)11 de marzo de 2023 - 05:42 p. m.
Esperamos la respuesta de Migración Colombia. Gracias, respetada columnista.
Juan(52325)11 de marzo de 2023 - 04:14 p. m.
Adicionalmente, esa pseudoaplicación es una vergüenza. Mal diseñada, el registro de menores es confuso, la letra es diminuta.
Un observador(71824)11 de marzo de 2023 - 03:12 p. m.
Interesante su denuncia. Esperemos que la autoridad competente solucione ese adefesio. Tiene varias inconsistencias en el uso de la puntuación. Le sugiero revisión de estilo. Gracias.
Ver más comentarios
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar