Publicidad
29 Sep 2022 - 5:00 a. m.

Cartas sobre el decrecimiento y una publicación de Alto Turmequé

El decrecimiento

Los gobiernos europeos, conservando aún cierta independencia en la administración de sus sociedades, no dejándolas al libre arbitrio del neoliberalismo, vía mercado, sino analizando las problemáticas presentadas a diario, se han ocupado desde tiempo atrás del llamado “decrecimiento”.

Este fue un tema abordado por la ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, sobreviniéndole duras críticas, ya por desconocimiento del mismo de parte de sus críticos, ya por hacer daño al gobierno actual, el cual obra siempre en un marco estrictamente racional (véase el discurso ante la ONU del presidente Petro), contrario a gobiernos precedentes, orientados por la vieja fórmula: “dejar hacer”, “dejar pasar”, de gran conveniencia a los dueños del poder, con quienes están aliados.

Siguiendo el pensamiento de la ministra, cómo rechazar políticas sobre la dejación de riquezas en el subsuelo, cuya utilización hace daño al planeta habitado por seres vivientes, admitir una continua producción de objetos, con poco tiempo de obsolescencia programada, cuando su abundancia requiere de espacios para alojarlos, contaminando el medio ambiente. No hacer una planificación sistemática al nacimiento de humanos, habiendo en el planeta 8.000 millones de habitantes, cifra superior a la conveniente... ¿Es acaso racional la producción de alimentos sin control de calidad con el consecuente daño a la salud? Lo mismo puede decirse de la tecnología, de la cual nos sentimos tan orgullosos, pero sin profundizar en los males devenientes.

A los anteriores argumentos, de lógica elemental, se pueden añadir los sesudos expuestos por Rodrigo Uprimny, eminente constitucionalista, el 11 de septiembre presente en El Espectador, a fin de, como lo señala, hacer crecer el debate sobre el decrecimiento, y pronto, antes de extinguirse la humanidad.

Emiro Guerrero

Publicación en Alto Turmequé

Soy estudiante de doctorado en Derecho de la Universidad Nacional de Colombia e investigo los asuntos relacionados con la eficiencia del sector público. En tal sentido, quisiera saber si tengo posibilidad de contactar a las personas que tuvieron interés en su publicación titulada “Menor inversión” en la sección Alto Turmequé del domingo cinco (5) de junio del año en curso.

Desde mi perspectiva, el capítulo de excedentes de liquidez del Decreto 1068/15 no ha sido estructurado de manera adecuada y por ello es el caso de estudio en el que baso parte de mi propuesta doctoral.

Natalya Sierra Alarcón

Envíe sus cartas a lector@elespectador.com

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.