Publicidad

El debate que despierta una caricatura

Cartas de los lectores
30 de noviembre de 2023 - 09:00 p. m.

Bogotanos, dejen de culpar a los políticos por su falta de cultura en Transmilenio

La caricatura de ayer de Gaso dice una frase que se ha vuelto lugar común en X: “Era muy difícil lograrlo, pero Claudia López lo hizo: empeoró Transmilenio”. Asumo que se refiere a las recientes quejas por las puertas anticolados y los torniquetes que van del piso al techo. Hay quienes dicen que esto hace más hostil el diseño del Transmilenio y que dificulta el acceso, queja que soportan en videos de gente amontonada y empujándose para entrar, como siempre ha sucedido, pero ahora con mucha más dificultad. Se quejan de que ahora el Transmilenio es menos digno y parece una cárcel.

Estos ciudadanos indignados omiten que estas medidas se pusieron para contrarrestar las multimillonarias pérdidas que los colados le representan al Distrito. Muchos se las dan de compasivos y justifican a esos colados diciendo que son personas pobres que no tienen con qué pagar Transmilenio. A ellos los invito a que vayan a la estación Las Aguas en hora pico y cuenten cuántos estudiantes gomelos de la Universidad de los Andes se saltan los torniquetes mientras usan Adidas originales y audífonos inalámbricos de Apple. Y antes de que digan que a lo mejor son becados, les recuerdo que esos estudiantes gozan de subsidio de transporte.

No, no es que la gente no pueda pagar Transmilenio y por eso se cuela, es que, simplemente, no quieren hacerlo. Está totalmente interiorizada la cultura de no pagar, de robarle al Estado. No crean que la corrupción solo existe en los gobiernos. Ahora bien, es cierto, las estaciones de Transmilenio están mal diseñadas. Ese sistema, en sí mismo, es un desastre. Creo que la gente se cuela en él, además, porque lo odia y porque el propio diseño del espacio permite los colados.

La gente se cuela porque puede, las puertas y los torniquetes sin vigilancia lo permiten. No hay policías ni una sanción social que lo impida. Nos hemos vuelto tolerantes con ese robo. Es cierto, el sistema está mal diseñado y es pésimo, pero lo que no entienden quienes se oponen a las nuevas medidas anticolados es que son los bogotanos quienes se han encargado de que ese sistema sea tan indigno. Sí, tienen más responsabilidad los usuarios que los políticos.

Hace unos años se propuso que no hubiera torniquetes, sino que se implementara un sistema donde cada quien pagara un tiquete, se le apostara a la buena fe del ciudadano y, eso sí, de vez en cuando aparecieran tres gorilas en una puerta de acceso al sistema y verificaran que la gente sí llevara el tiquete. De inmediato surgió oposición: esto les parecía un ultraje a las libertades individuales. No nos digamos mentiras: lo que quieren es transporte público gratis. Un transporte que ni respetan.

Celebro las nuevas medidas de seguridad en las estaciones. Espero ver pronto esos torniquetes y puertas blindadas en todas partes y, además, que pongan alambres de púas y cercas eléctricas.

Tomás Tangarife, Bogotá

Envíe sus cartas a lector@elespectador.com

Temas recomendados:

 

Rosa(57807)3 Dic 2023 - 4:55 a. m.
Aquí en Colombia nos tiene jididos la corrupción, esa maldita acción se ha generalizado tanto que la usa hasta el mas humilde empleado para cumplir sus funciones, como dar una ficha. Es vergonzoso tanta, pero tanta corrupción y eso se de debemos a los altos jerarcas que dan ese ejemplo. Y como se sabe ahora todo! Pero no les da vergüenza!
Celyceron(11609)1 Dic 2023 - 8:44 p. m.
Señor Tangarife, sus comentarios son extremos. No es necesario ser violento en el discurso. Pago siempre el pasaje y me indignan los colados. No lo justifico bajo ninguna excusa. Sin embargo, protesto por esos torniquetes que lo único que hacen es estorbar. Quitan espacio y en horas pico, nos vemos en calzas prietas para salir o entrar. ¿Se imagina usted, a una persona gorda, entrando por esos torniquetes angostos e incomodos?
jorge(68451)1 Dic 2023 - 3:55 p. m.
Matones de profesión etc), darle prioridad a estos problemas, difícil, pero por ejemplo el problema de los colados se dejo crecer a la vista de las autoridades y nada se hizo (parecido al de los vendedores ambulantes dentro y en los alrededores de las estaciones (la alcaldesa miro para otro lado por aquello de el voto cautivo a futuro), el deterioro de la calidad de vida por esto que va desde la depreciación de los inmuebles hasta la tugurización de las zonas publicas aledañas.
Eduardo(26198)1 Nov 2023 - 2:54 a. m.
En todo de acuerdo menos en lo de bogotanos; debió decir que habitan en Bogotá.
  • DONALDO(67774)1 Dic 2023 - 10:47 a. m.
    Si se puede decir en una palabra, para qué usar cuatro. Recuerda que Bogotá en la capital de todos los colombianos.
  • jorge(68451)1 Dic 2023 - 3:57 p. m.
    El fondo no es eso, y se trata de que entienda, deje la clase para después.
jorge(68451)1 Dic 2023 - 3:50 p. m.
La palabra transmilenio encierra para el ciudadano de a pie (que es la inmensa mayoría) poder transportarse dentro de la ciudad, pero como: seguridad, higiene, manoseo, economía, aceptación de genero, de cultura. Acaso existió por parte de sus creadores un mínimo de normas para su utilización, como en todo transporte (he visto motos, bicicletas, bultos, mesas, mascotas de todo tipo, vendedores ambulantes, cantantes con parlante, bandas de atracadores, acosadores, colados con pinta ejecutiva,
Ver más comentarios
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar