24 Jan 2020 - 1:29 p. m.

Lanzando comida

Hace unos días, las youtubers españolas Maribe Ponce y su hija Danna recorrieron las calles de los barrios “pobres y conflictivos” de Valencia (España). El objetivo era filmar un video que luego publicaron con el nombre “24 horas haciendo feliz a los demás”, en el que aparecen en su carro tirando comida por las ventanas. Después de que muchos internautas criticaran el humillante y degradante video, las youtubers salieron a defenderse argumentando que tenían “una buena intención”. A esto añadieron que “la mayoría de los alimentos se entregaron en las manos y solo fue una vez, justo la que quedó en el video, que lanzaron comida”.

La absurda situación me hizo pensar en un documental que vi hace unos años sobre el terrible viaje al que se enfrentan algunos centroamericanos que quieren llegar a Estados Unidos. El tren de la muerte, como se le conoce, lleva personas hacinadas en contenedores de mercancías. Los grupos que trafican con migrantes venden pasajes millonarios para acceder a un diminuto puesto en el tren. Algunos mueren asfixiados, otros por enfermedades y muchos son asesinados por los carteles mexicanos. La única escena esperanzadora del documental es una en la que unas mujeres cocinan y empacan comida en recipientes, esperan el tren con el riesgo que les acarrea ser arrastradas por la inercia y lanzan los recipientes a personas que no ven y nunca conocerán.

Comparte: