Publicidad
21 Sep 2022 - 5:30 a. m.

“El oportunismo político es el colmo”

Fernando Ruiz fue de los poquísimos altos funcionarios del Gobierno Duque que parecían no tener entre sus prioridades la de dividir a los colombianos entre los “buenos” (obviamente, los miembros de esa administración y una fracción del uribismo) y los “malos”, es decir, los 50 millones de habitantes de este país que no estuvimos representados en ese cuatrienio. De este exministro podría afirmarse que era ajeno a las confrontaciones rudas y que el poder no lo envaneció. No obstante y pese a su carácter aparentemente pacífico, Ruiz intervino en la campaña presidencial, tal vez presionado por Duque, con trinos desafortunados como este que le dirigió a Petro cuando era precandidato: “Hasta ignorancia puede ser atrevida pero el oportunismo político es el colmo. Hace muchos días @MinSaludCol anunció el pico (del COVID), ud no se enteró? (sic)” (ver web). El exministro publicó ese mensaje de manera indebida puesto que era un servidor del Estado y no le estaba permitido actuar en política. Sin embargo, de él puede afirmarse que cumplió con sus obligaciones aunque unos juzgan que no lo hizo tan bien como se ha difundido.

Pero haber actuado sin sobresaltos y con corrección, lo que, por demás, es un deber y no un mérito, no le otorga el derecho de recibir el apoyo automático del Gobierno que fue elegido muy a pesar del suyo, del de Ruiz. No solo a pesar de... sino después de haber tenido que enfrentar las trampas, los actos de mala fe y los subterfugios en la campaña y en la administración pasada, en cuanto a contratos, puestos y compromisos presupuestales con que Duque ordenó minar desde la Casa de Nariño y los ministerios, hasta las embajadas y consulados. Ruiz y su jefe dieron por hecho, según se conoce ahora por declaración del propio exministro, que este merecía ser el director de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y no contaron con la voluntad del nuevo Ejecutivo. De acuerdo con la carta que Ruiz le dirigió al ministro Leyva, él —y, desde luego, Duque— presentaron su candidatura a tal posición “el pasado 3 de marzo de 2022” sin que les preocupara que la escogencia internacional ocurriría cuando ellos ya no representarían al Estado (ver web). Por la fecha en que se inscribió como candidato de Colombia a la dirección de la OPS (días antes de la votación por los precandidatos de las consultas), pensaría uno que el entonces ministro de Salud y su jefe calcularon mal: debieron imaginar que Federico Gutiérrez iba a arrasar en mayo y junio y que este ya estaría instalado en la Presidencia haciendo lo que Duque le ordenara.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.