Publicidad
19 Nov 2022 - 1:30 a. m.

Emprendimientos de subsistencia y desarrollo de país

Por: Daniela Konietzco Calero*

El emprendimiento de subsistencia es una de las alternativas de generación de ingresos en Colombia, debido a la falta de oportunidades que existen para que las personas ingresen al mercado laboral formal. Según la tasa de informalidad 2008-2020 del DANE, similar a la tendencia latinoamericana, nuestro país tiene una tasa de informalidad del 50 %, la que ha variado muy poco a pesar de los esfuerzos gubernamentales por reducirla.

Los negocios de subsistencia afrontan múltiples vicisitudes. Por un lado, generalmente están relacionados con actividades económicas vulnerables o feminizadas, como el comercio al por menor, cuidado de menores o adultos mayores, servicios de alimentación, entre otros. Muchos de ellos están dentro del hogar, lo cual reduce el tiempo que las mujeres puede dedicar a formación, gestión comercial o actividades de ocio. De otro lado, estos negocios no llevan ordenadamente los registros, no cuentan con trazabilidad de los datos, no tienen visión de largo plazo -porque sus esfuerzos están concentrados en obtener dinero al día- ni están incluidos financieramente, corriendo así un alto riesgo de desaparecer ante una crisis.

Lea también: Transformando caminos: mujeres que resignifican el dolor del conflicto

Ante este panorama, la oferta de programas y proyectos enfocados hacia la formación de mujeres emprendedoras debe fortalecer el enfoque de género e interseccional, tanto en los contenidos formativos como en la manera en que son ofertados para que brinden herramientas que les permitan ordenar sus negocios y fortalecer actitudes frente al riesgo, la autoestima y confianza y la prevención de violencias, así como consolidar espacios seguros para el cuidado y redes de apoyo entre las emprendedoras, que posibiliten su continuidad en estos procesos. Además, es necesario contar con mediciones en los contextos más vulnerables que incorporen datos de corte subnacional y enfoque diferencial.

La realidad no da espera. Los negocios de subsistencia son una oportunidad para la generación de ingresos y evitar las trampas de la pobreza. Hablar de emprendimiento de subsistencia es también aportar al desarrollo económico del país.

Daniela Konietzko Calero
Daniela Konietzko Calero
Foto: Cortesía

* Presidente de la Fundación WWB Colombia.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.