13 Apr 2020 - 5:00 a. m.

Declarar el año escolar como de transición, evaluación, nivelación y experimentación

La consecuencia educativa del COVID-19 puede ser una gran mentira o el sacudón controlado que necesitamos.

Gran mentira sería pretender que este año finalmente será “normal”, que el tiempo perdido se recuperará y que los estudiantes terminarán aprendiendo lo que debían, y, por tanto, hay que pasarlos al siguiente grado o graduarlos.

Sería como pretender que la pedagogía virtual improvisada y con alta inequidad en el acceso puede suplir o compensar el desarrollo normal de la escolaridad. El drama del sistema de salud por el COVID-19 tiene su correlato en la educación, pero vamos camino de seguir como si nada.

La alternativa es sacudirnos como sociedad, sacar lecciones y voluntad de esta dura crisis provocada por el virus, y aceptar que la realidad de la educación es inaceptable.

Una manera sencilla y fundamental de aclarar las posibles dudas es acordar que hacemos en el segundo semestre, como está previsto, las pruebas Saber 3, 5, 9 y 11 censales y que aquellos alumnos que queden por encima de la media nacional serán promovidos al siguiente grado. Los demás no. Que los de grado décimo presenten Saber 9. Sin complicar la cosa en una comparación internacional.

Todos sabemos cuál sería el resultado de ese criterio “objetivo” para dirimir la discusión sobre la calidad de la educación, ¿pero vamos a preferir el engaño de esperar o promulgar resultados escolares “normales” en un año anormal? Desde que normalizamos los paros recurrentes o prolongados de Fecode y sus asambleas informativas lo venimos haciendo, pero estamos en tiempos de la pandemia del COVID-19.

La educación hace parte de “la grave calamidad pública que afecta al país por causa del nuevo coronavirus” y, por tanto, bajo el estado de emergencia económica, social y ecológica, el Gobierno podría declarar el año escolar de 2020 como de transición (hacia una nueva normalidad educativa), de evaluación (del daño causado por la crisis, de las condiciones del sector y del aprendizaje de los estudiantes), de nivelación (académica de los estudiantes, tecnológica de las instituciones y de reentrenamiento de los docentes ) y de experimentación (de modelos de aprendizaje y de innovaciones de política educativa).

Estaremos ejerciendo un liderazgo de corto plazo si enfocamos el sector en ver cómo remediamos los efectos del COVID-19 para mantener formalidades y apariencias, en vez de llevarlo a encarar las causas que han agravado los efectos. 2020 avanza como un año educativo terriblemente anormal, con una sensación de impotencia y desorientación, pero lo podemos convertir en un año extraordinariamente anormal, lleno de propósito y orientación, asumiendo que el costo de la crisis servirá para alcanzar cosas que en un año “normal” no sería posible.

Por si acaso, no estoy sugiriendo que el Gobierno saque por decreto legislativo la reforma educativa. Si, hipotéticamente, este año escolar se declarara como de transición, evaluación, nivelación y experimentación, con desarrollos en 2021, eso nos ayudaría para tener la claridad y posiblemente más chance de consenso básico de reforma en 2022 con un nuevo gobierno.

De modo que quienes esperábamos en este gobierno una reforma educativa a lo Macron y Blanquer debemos aceptar que definitivamente el COVID-19 eliminó esa posibilidad. Esta es la hora de decisiones y acciones en la educación que unan sobre todo, pues después de una grave calamidad pública no estaremos para grandes batallas, así valgan la pena.

Nota para los colegios en dificultades por las “clases virtuales”: que cada profesor cree una cuenta free en Zoom (para videoconferencias) y un aula en Google Classroom (es gratis) por cada materia que dicta (si la institución tiene dominio .edu y suite, que las creen los coordinadores), y añada uso de Google Docs. Pueden seguir el mismo horario presencial de clases por Zoom; claro, con los estudiantes que tengan conectividad. En todo caso, mejor que solo WhatsApp y de implementación rápida para el 20 de abril. 

Síguenos en Google Noticias