Publicidad
15 Aug 2022 - 5:00 a. m.

Litoral Pacífico: ¿micro y subregiones o departamento?

Pensar en microrregión y subregión para elevar eficacia de la inversión proequidad que esperan municipios del gobierno Petro.

Se realizó en Cali (más exactamente, en Yumbo) la Cumbre de alcaldes del Litoral Pacífico: en rigor, una cumbre política, oportuna por el comienzo del nuevo gobierno y por el valor significativo del Litoral (y del Pacífico) en la victoria de Gustavo Petro.

Escuché todas las intervenciones (de cerca de 60 alcaldes, de dos gobernadores, de varios voceros de la comunidad internacional, del presidente del Senado, del presidente de la República, de la vicepresidenta) como miembro invitado del comité académico.

A la cumbre política seguramente seguirá un proceso, con un componente técnico, que revisará las políticas vigentes (de ley o no), las evaluaciones de impacto (no muchas), los datos de transferencias de la nación, las inversiones realizadas y los indicadores que estén desagregados por municipio, entre otros insumos.

Ese proceso puede ser interesante porque, en primer lugar, crearía una oportunidad para fortalecer la incipiente institucionalidad de las asociaciones subregionales de municipios. La cumbre fue liderada por la alcaldía de Cali, así como organiza el Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez. Es decir, Cali tiene el peso en el Pacífico.

En lo que sigue, Fedempacífico (Federación de Municipios del Litoral Pacífico Colombiano); Amunorca (Asociación de Municipios del Norte del Cauca), y Asompas (Asociación de Municipios del Pacífico Sur) están llamadas a ser instituciones intermedias del proceso de robustecer la interlocución del Litoral con el Pacífico como macrorregión y con la nación. Amunafro (Asociación nacional de municipios afros) podría continuar como enlace con Planeación Nacional.

Las asociaciones subregionales de municipios son importantes, además, porque pueden ser laboratorio de una perspectiva que todavía no se acepta debidamente: con frecuencia, las problemáticas municipales requieren soluciones subregionales. El municipio como unidad política está bien que tenga larga vida, pero no se puede decir lo mismo como unidad administrativa tal cual existe hoy.

La idea de un nuevo departamento en el Pacífico, que tuvo sus partidarios en la Cumbre, podría revisarse mejor con un ejercicio de abajo hacia a arriba: del municipio, una “micro” región (Triángulo de Telembí, en Pacífico sur), subregión y ahí sí “departamento”. Si la economía de escala de la provisión de un servicio público, por ejemplo, agua potable, cuadra con tres o cuatro municipios, el reto necesario es ese, no el departamento.

Involucrar a las asociaciones subregionales en el proceso iniciado con la Cumbre es, adicionalmente, una forma de impulsar la capacidad de estructurar proyectos para el Ocad Paz, por ejemplo, así sean de alcance municipal.

Los mandatarios de los municipios PDETs expresaron una pésima evaluación de lo que ha pasado. Mientras lo revisan en el gobierno nacional, unos pilotos subregionales bien llevados podrían dar fuerza a lo gestión política en el Congreso. Porque no bastan las cumbres políticas y los discursos.

@DanielMeraV

Síguenos en Google Noticias