Publicidad
30 Nov 2022 - 5:00 a. m.

A vuelo de pájaro

Notas al vuelo

A vuelo de pájaro

El consumismo es la causa del 65% de todas las emisiones globales de Gases de Efecto Invernadero (GEI), conforme a lo estimado en los recientes estudios sobre el tema. Este consumo desmesurado, tanto de bienes como de servicios, constituye uno de los principales factores de la desaparición de los hábitats, la reducción de la biodiversidad y la destrucción de las materias primas, la amenaza catastrófica que se cierne sobre el planeta bajo el alero del calentamiento global. Y a la industria aérea le cabe elevada cuota de responsabilidad. Es, circunstancialmente, una de las formas de consumo que más huella de carbono registra en la atmósfera y la más alta del sector turístico.

Sin embargo, el servicio de transporte aéreo está lejos de ser un consumo masivo que justifique una relación de proporcionalidad directa con sus altos niveles de contaminación. Todo lo contrario: resulta ser un consumo marcadamente elitista. Más del 90% de las personas en el globo terráqueo jamás han ocupado una silla de avión, cifra que llama poderosamente la atención por su inequidad, pero que sorprende menos que aquella en la que se revela que el 15% de las emisiones de los vuelos las produce solo el 1% de la población mundial. Una ínfima minoría que dobla aquel 7% de las que es responsable el 50% más pobre de la humanidad.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. cookies. cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar