Publicidad
12 Sep 2022 - 5:30 a. m.

La justicia no es venganza

La mayoría de los ciudadanos creen que la aplicación de la justicia es una venganza que debe asumir el Estado en su representación. Estos mismos ciudadanos desean muchos años de cárcel, incluso la cadena perpetua, a todo aquel que comete un delito, cualquiera que este sea. “Ojalá se pudran en la cárcel”, es una expresión que se les escucha decir cada que se conoce una noticia criminal. “El que la hace la paga”, rezaba el eslogan del expresidente Duque frente a su política criminal, a pesar de su formación de abogado. Muy pocas personas se detienen a pensar en lo que significa para un ser humano la privación de su derecho a la libertad y también son muy pocas las que reflexionan acerca de las condiciones que ofrece el sistema penitenciario. Se cree que si se aplican unas sanciones severas la criminalidad disminuirá o se acabará. Y como los políticos están en la búsqueda de descubrir el deseo de las mayorías, frente a cada problema que afecte la convivencia social responden con una propuesta de incremento de penas o de creación de nuevos delitos. Paradójicamente, al tiempo que aumentaron las penas y los delitos, se incrementó la criminalidad.

Si entendiéramos que la administración de justicia no está instituida para asumir una venganza sino para la realización de la convivencia social y que las sanciones intramurales no son la única manera de alcanzarla, a lo mejor se tomarían otro tipo de decisiones.

Guillermo Rivera

Por Guillermo Rivera

Guillermo Rivera es abogado de la Universidad Externado de Colombia y actualmente es profesor en esa misma universidad. Fue congresista por el Partido Liberal y fue ministro del Interior en el gobierno de Juan Manuel Santos.
Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.