Publicidad
22 Sep 2022 - 5:30 a. m.

“El narcotráfico como protagonista del conflicto armado…”

“… Y factor de su persistencia”. Así se titula el capítulo sexto del volumen sobre “Hallazgos y recomendaciones” de la Comisión de la Verdad. Su planteamiento central es que el narcotráfico ha formado parte de las dinámicas de la guerra y contribuido a su extensión y degradación porque “todos los actores involucrados en el conflicto armado de manera directa o indirecta han tenido relaciones con el narcotráfico”.

De una parte, los narcotraficantes crearon poderosos ejércitos que ubicaron en zonas rurales en los años 80, al volverse terratenientes y terminar confrontados con movimientos campesinos y con grupos guerrilleros. Se aliaron con paramilitares y con miembros de la fuerza pública a través de operaciones como la de la escuela de sicarios de Puerto Boyacá, el grupo Muerte a Secuestradores (MAS) o los Pepes (perseguidos por Pablo Escobar), donde confluyeron, además del Cartel de Cali y sectores del de Medellín, empresarios, políticos, militares, policías, miembros del DAS y agentes estadounidenses. Desaparecidos los grandes carteles, las Autodefensas Unidas de Colombia conjugaron la actividad paramilitar y la de los estupefacientes e introdujeron la innovación de la venta de franquicias paramilitares a narcotraficantes, además de la parapolítica. Los grupos sucesores del paramilitarismo actúan hoy combinando el narcotráfico con el control económico y político en sus zonas de influencia.

Síguenos en Google Noticias