23 Nov 2019 - 5:38 a. m.

Las caras de la protesta

Buena parte del mundo está en la calle, protestando. Casi podría decirse que una mitad protesta y la otra mitad protesta contra los que protestan. Esto, que puede parecer una caricatura, se ve patente en el caso de Bolivia: las protestas callejeras sacaron del poder a Evo Morales; y ahora las protestas en la calle contra quienes sacaron a Evo Morales del poder hacen muy difícil que se constituya un nuevo gobierno.

Esta semana, en el atrio de la estación de Sants, en Barcelona, vi algo muy parecido: un grupo de unos 200 separatistas protestaba con el puño en alto (“¡fuera las fuerzas franquistas de ocupación!”, gritaban), y al frente otro grupo numeroso de anticatalanistas se les enfrentaban también en catalán, con gritos mucho más banales y prácticos: “¡por culpa de vosotros voy a perder el tren!” e incluso “¡por culpa tuya no puedo mear!” (en palabras de un señor muy viejo) a lo cual los nacionalistas contestaban: “¡pues méate en los pantalones!”.

Síguenos en Google Noticias