Publicidad
24 Dec 2021 - 5:00 a. m.

Agua como combustible

Escribo los comentarios a continuación usando como referencia el magazín científico de la emisora alemana Deutsche Welle (DW), titulado Visión Futuro, del día 15 de noviembre del año en marcha, y con base en los artículos de la Energy Information Administration, la encargada de las estadísticas en los Estados Unidos. Existen numerosas referencias para consultar en Google; por ejemplo, las que aparecen al digitar “Hydrogen as fuel” o “Cars using hidrogen as fuel”.

El hidrógeno es un gas que fue descubierto en 1776 por Henry Cavendish. Al colocar ácido sobre placas de metal notó que se desprendía un gas inflamable desconocido hasta entonces. El hidrógeno es el elemento químico más abundante en el universo: participa en el 75% de su masa y el 90% de sus átomos.

Un litro de hidrógeno puede generar tanta energía como tres litros de gasolina, con la gran ventaja sobre esta de que no genera sustancias nocivas, como el CO2 resultante de su combustión. El problema de hidrógeno como combustible es ser sumamente explosivo, requiere costosos refuerzos en los tanques para su almacenamiento.

El hidrogeno se utiliza hoy para producir abonos, plásticos, detergentes y hasta gomas de mascar. Se puede obtener del agua, del gas natural, del diésel y del carbón gasificado.

Pero el gas natural, CH4, es el preferido a la fecha para su extracción: lo mezclan con vapor de agua a 500° Centígrados y resultan: H2O + CO2 + H. Ahora bien, el CO2 resultante lo recogen, lo almacenan y lo entierran, mas no siempre.

El gran obstáculo para la producción de hidrógeno estriba en requerir grandes cantidades de energía para obtenerlo. Y el gran impedimento para emplearlo es disponer de estaciones en las ciudades para llenar los tanques.

Cuando no entierran el CO2 resultante y lo dejan mezclarse con el aire que todos respiramos, lo designan como “hidrógeno gris”. Cuando sí lo entierran, lo llaman “hidrógeno azul”. Pero el que todos esperamos utilizar es el “hidrógeno verde”, el cual se obtiene por medio de la electrólisis separando los dos átomos de hidrógeno del átomo del oxígeno. Infortunadamente, su electrólisis demanda demasiada electricidad.

Casi todos los fabricantes importantes de automotores -Ford, Chevrolet, Nissan y Mercedes Benz- tienen hoy modelos de carros movidos por el hidrógeno. Pero dos empresas ya los tienen en producción. Del Toyota Mirai se han vendido hoy 11.000 unidades en Japón, Estados Unidos y Europa, con un costo de US$49.500. Estos Toyotas pueden recorrer 500 kilómetros por cada llenada de su tanque de hidrógeno. El otro vehículo también en producción es el Hyundai Nexo, cuyo costo es de US$58.490, y su recorrido por tanque lleno es de 600 kilómetros.

Recibe alertas desde Google News