Ad
22 Jan 2021 - 2:48 a. m.

La revaluación del peso colombiano

Como de costumbre, la prestigiosa revista inglesa The Economist publica su Big Mac Index en enero de todos los años desde 1986, y acaba de publicar el de 2021. Este índice sirve para aproximarnos a saber si la tasa de cambio entre dos países está devaluada y funciona como proexportaciones y como antiimportaciones. Porque si está revaluada funciona al contrario, no facilita exportar e incentiva importar.

“La Burgernomics, afirma The Economist, nunca tuvo la intención de ser un indicador preciso de la desalineación monetaria…La relación entre los precios de la ‘Big Mac’ entre dos países es una aproximación a la teoría de la paridad en el poder adquisitivo (PPA)…La relación entre los precios y el PIB per cápita ajustado puede ser una mejor guía para el valor razonable actual de una moneda”.

La tasa de cambio basada en la PPA se explica por medio de una canasta integrada por los mismos bienes y servicios en dos países. Si dicha canasta cuesta 100.000 reales en el primer país y 2.000 soles en el segundo, la tasa PPA es el cociente 50 reales/sol. La Big Mac es una aproximación a dicha canasta.

Para comenzar, invito a los lectores a digitar por Google: Burgernomics – The Big Mac Index | The Economist, para tener esta página a la vista y poder leerla a la par con mis comentarios a continuación:

En Burgernomics, aparece a la izquierda una columna con numerosos países; busquen en ella a Colombia y observen que, bajo el título Under/overvalued %, aparecemos devaluados en -33,9 %. Y menciona, además, que la moneda de base para las comparaciones es el dólar estadounidense y que las tasas de cambio utilizadas corresponden a diciembre 31 de 2020.

Dar clic sobre Colombia, y a mano derecha aparecerá el párrafo que traduzco: “Una Big Mac cuesta $Col 12.950 en Colombia y US$ 5,66 en los Estados Unidos. La tasa de cambio resultante de dividir el primer costo por el segundo es de 2.288 $Col/dólar. La diferencia entre esta tasa y la tasa del mercado por 3.461 $Col/dólar nos sugiere que Colombia está devaluada en -33,9%”.

Avancemos un paso más. Arriba a la derecha aparecen dos cuadritos: Row Index y GDP-Adjusted. Dar clic sobre GDP-Adjusted y observar en la columna con los países que Colombia cambió y ya aparece como revaluada con el +16,4 %. El GDP es igual al PIB en los países sin grandes inversiones en el exterior.

Y de nuevo, a mano derecha reaparece el párrafo que traduzco: “Una Big Mac cuesta en Colombia US$ 3,74 a la tasa del mercado y en los Estados Unidos US$ 5,66, la diferencia entre estos dos costos es del 34 %. Basados en las diferencias entre los GDP por persona debería costar una Big Mac 43 % menos en Colombia. Esto nos sugiere que el peso está revaluado +16,4 %”.

Insisto de nuevo: The Economist considera al final de la página de su Burgernomics que “puede ser una mejor guía para obtener el valor razonable actual de una moneda la relación entre los precios ajustados del PIB por persona”. De acuerdo con esto, nuestro peso estaba revaluado en diciembre 31 de 2020 en un caótico y antiempleo del +16,4 %.

Casi todos los países del mundo figuran en la columna de los ajustes del PIB por persona con sus monedas devaluadas entre el -10 % y el -30 %. Los colombianos estamos muy alejados de este grupo por culpa de la tardanza cómplice del Gobierno para emprender las fumigaciones aéreas con glifosato y por culpa de la Junta Directiva del Banco de la República que no se apresta para emitir pesos para comprar dólares en la Bolsa de Valores de Colombia.

Recibe alertas desde Google News