26 Nov 2021 - 5:00 a. m.

Nuevos reactores nucleares

La revista científica Nature informó que los chinos están experimentando hoy, en el desierto de Gobi, con una nueva generación de pequeños reactores nucleares con base en el metal torio, elemento débilmente radiactivo, en lugar del uranio. Esta instalación piloto podría dar lugar al surgimiento de una energía nuclear más segura y barata.

Los estadounidenses también están interesados en el “renacimiento de la energía nuclear” de acuerdo con el artículo publicado por la revista Time el pasado 16 de noviembre, titulado “A new generation of nuclear reactors could hold the key to a green future”, del autor Andrew Blum. Recomiendo consultarlo en Google. A continuación, cuanto he podido entender de tan complejo tema.

Se ocupa el artículo de Time del egresado de MIT Jacob DeWitte y de su esposa, también egresada del MIT, quienes crearon una empresita que se llama Oklo. Se proponen ellos dos inaugurar en 2023 un reactor nuclear a base de circonio y uranio, que tendrá el tamaño de una bañera de hidromasajes.

Bajo condiciones cuidadosamente controladas generará este minirreactor 1,5 megavatios (MW) de electricidad, cantidad suficiente para alimentar un vecindario, una comunidad remota o una fábrica. La “batería térmica metálica” como la llama DeWitte tímidamente, funcionará perfectamente durante una década y no emitirá carbono. La energía nuclear se clasifica hoy como energía “verde”.

“Las compañías de servicios públicos”, continúa Time (traducción del autor de esta columna), “están luchando ahora para mantener abiertas sus gigantescas plantas nucleares existentes. Batallan a base de realizar economías en su generación con uranio, con el fin de competir con el gas natural barato, con la energía eólica y con la solar, a menudo subsidiada por los gobiernos. Más indicativo aún, naciones preocupadas por el clima, como Francia y el Reino Unido, las mismas que habían planeado eliminar gradualmente su energía nuclear, la están duplicando hoy. En octubre pasado inició el presidente francés Emmanuel Macron sus planes para cerrar 14 de sus reactores, y en noviembre anunció que el país comenzaría a construir otros nuevos”.

“En la cumbre climática de la ONU en Glasgow, Estados Unidos anunció su apoyo a Polonia, Kenia, Ucrania, Brasil, Rumania e Indonesia para desarrollar sus propias nuevas plantas nucleares, mientras insistían los negociadores europeos en que la energía nuclear cuenta como “verde”. Entre tanto, los demócratas y los republicanos están alineados con frecuencia y, para sorpresa de todos, con los beneficios de la energía nuclear, tanto para mantener abiertas las viejas plantas en los Estados Unidos como para acelerar las nuevas tecnologías en su país y en el extranjero”.

En los Estados Unidos hay 93 reactores nucleares en funcionamiento y les suministran el 20% de una electricidad libre de carbono. Claro resulta reconocer que los países ricos no podrán abandonar los combustibles fósiles mientras la energía nuclear no se haya desarrollado para competir con todas las otras formas de generar electricidad.

Comparte: