Publicidad
19 Dec 2021 - 5:07 p. m.

Empatando se gana

Ustedes recuerdan con seguridad aquello de “perder es ganar un poco”, reflexión para mofa y polémica, aunque en el fondo, al perder algo se aprende, como cualquier situación adversa que nos pase en la vida. En este caso concreto y en la dramática última fecha del grupo B, para conocer al rival del Deportivo Cali en la final de la Liga, se pudieron recorrer toda clase de emociones. Desde el insulto ante la impotencia de cobrar bien dos acciones de penal a favor de Millonarios hasta la angustia sufrida por hinchas y jugadores del Tolima, que agradecieron los dos goles del paraguayo Ramírez para empatar su partido ante Alianza Petrolera.

Este año hemos sufrido el cuestionamiento a la ayuda tecnológica del VAR, por la inexperiencia de quienes lo manejan. El caótico trabajo de los árbitros centrales, en general, y todo ese condimento de maniobras que rodearon este torneo. Pero es justo reconocer la manera como los cuatro equipos de este grupo B ofrecieron esta jornada. Siete goles en los dos juegos, lucido trabajo de Novoa , arquero de América y, ante todo, curioso cómo Tolima y Millonarios perdían parcialmente sus partidos.

Es probable que Tolima haya ingresado excesivamente confiado en la ventaja y a sabiendas del valor que representaba el empate. Por eso Alianza, desprovisto de presión alguna, se puso en cómoda ventaja y, menos mal para los pijaos, lograron despertar en el pasaje final para celebrar su empate y la garantía de ir a la final.

Millonarios hizo lo que correspondía, admitiendo la desventaja que tenía ante el Tolima en la tabla de posiciones. Por supuesto que el espíritu embajador pareció resquebrajarse por el desperdicio de los penales de Uribe y Ruiz. Hasta en eso se parecieron Tolima y Millonarios en el cierre del segundo tiempo. Ambos se sacudieron y fueron a buscar los goles y los consiguieron. El fútbol es así. Ganó Millos, pero perdió el tiquete para la final. Tolima empató y se quedó con el cupo. Y es ahora cuando se construyen las explicaciones o se concibe un cuestionario. ¿Qué faltó? Un punto perdido en el camino o un gol desperdiciado. Millonarios, de paso, construyó una buena línea titular y son pocas las piezas que le faltan para dar la alegría de un título

Desde hace años es gran protagonista de nuestro fútbol y siempre se las ingenia para armar equipos competitivos entre casa. Y esto lo digo porque los cupos a copas internacionales, ya cubiertos, obligarán a nuestros equipos a fijarse una meta más alta y dejar de lado esas melancólicas eliminaciones tempraneras. Alguien dirá que ya habrá tiempo para eso. Por ahora Cali y Tolima se verán en doble confrontación. Ojalá regalen partidos como los vistos en este final de grupo. Por lo pronto, Tolima aprendió, si no lo sabía, que empatando se gana.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.