Publicidad
10 Aug 2022 - 5:01 a. m.

De nuevo: El papel del Estado (I)

Construir democracia

El Estado es la más importante institución política; es la Institución de las instituciones; la Organización de las organizaciones, encargada de racionalizar los intereses generales.

Para el cubrimiento de las próximas columnas me he permitido extractar aspectos sustantivos de los plasmados en mi labor periodística en el intervalo de los últimos 25 años (1997-2022). Leámoslos cuidadosamente y formulemos nuestras críticas y correlaciones, de tal manera, que nos permitan retomar la comprensión de un tema fundamental, vinculado al entendimiento del papel del Estado en una sociedad como la nuestra, en medio de un mundo al borde de una crisis económica y en particular, de un proceso inflacionario que puede causar graves problemas para la formulación, implementación y evaluación de nuevas políticas públicas.

Iniciemos las reflexiones preguntándonos: ¿Y qué es el Estado? Es la institución jurídico-política que, integrada por los poderes ejecutivo, legislativo, judicial y electoral, es la racionalizadora de los intereses generales. Como sabemos bien, es la más importante institución política; es la Institución de las instituciones; es la Organización de las organizaciones. De allí su trascendencia en naciones como Colombia. Aquí tenemos diversos problemas histórico-estructurales uno de los cuales es el de la inequidad. No es al azar que las instituciones económicas más importantes del mundo contemporáneo nos califican -con fundamento- como uno de los países más inequitativos de la Tierra.

Pensando en la reforma del Estado, a partir del actual gobierno, son múltiples las preguntas que podemos formularnos al respecto. Por ejemplo: ¿Cómo transformarlo para enfrentar paulatinamente la nueva realidad de un mundo internacionalizado y competitivo? ¿Cuál es el Estado que necesitamos para responder a los nuevos retos latinoamericanos frente a una configuración mundial del mercado, en una sociedad de competencia capitalista? ¿Cuáles deben ser las posiciones de ese Estado para asegurar a la población los beneficios generados por los progresos de la postmodernidad? ¿Qué reformas específicas debe plantear el gobierno para que, fortaleciendo al Estado, pueda cristalizar en la práctica histórica el programa de gobierno propuesto a los ciudadanos por el Presidente Petro?

Complementariamente, si queremos acertar en la formulación e implementación de la reforma del Estado, tenemos que contrastar muy bien nuestra situación, con el contexto de lo que ocurre en la América Latina, Norte América, la Unión Europea, China, Rusia y las potencias emergentes del Asia. Así que frente al proceso de reconfiguración mundial, hay que emprender transformaciones que apunten a la sociedad global y no solo a la instancia económica.

Del estudio de la evolución de los Estados latinoamericanos, en los últimos 25 años, -salvo excepciones- tenemos la prueba empírica que el modelo neoliberal ha servido para garantizar que “los ricos sean más ricos y los pobres sean más pobres”. Al estudiar cuidadosamente las propuestas programáticas del Señor Presidente Petro, puede inferirse -sin dificultad- que él y su equipo de gobierno desean impulsar un modelo de desarrollo fundamentado en los preceptos de una social democracia contemporánea que abra posibilidades para que, los sectores mayoritarios de la población, puedan acceder a los beneficios que se derivan de la aplicación de las orientaciones de Naciones Unidas en torno al desarrollo sostenible.

Asimismo, el Señor Presidente Petro invitó a los ministros, el 7 de agosto, a trabajar consagradamente; a enfrentar la corrupción, la inequidad, la exclusión y a utilizar apropiadamente el tiempo. Tenemos pues una magnífica oportunidad para profundizar nuestra democracia fortaleciendo al Estado, implementando propuestas viables y constructivas, que nos permitan concretar los preceptos constitucionales. Recordemos: “El cambio debe ser real, no retórico”.

Entonces: es tiempo ya que Colombia retome su prestigio internacional y con personalidades como José Antonio Ocampo, Álvaro Leyva, Iván Velásquez, Alejandro Gaviria, Cecilia López, el conjunto del equipo ministerial y los asesores tecnopolíticos, adscritos a la Presidencia de la República, se avance constructivamente en la institucionalización de una sociedad justa; pacífica (con ausencia de violencia abierta, estructural y cultural); libre (relacionada con todas las naciones); y en búsqueda de un desarrollo sostenible. roasuarez@yahoo.com

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

Estado colombiano