15 Sep 2021 - 5:00 a. m.

Reflexiones político-jurídicas (II)

Conviene a un demócrata contemporáneo reivindicar la política como el camino óptimo que nos permita institucionalizar el diálogo.

La columna de hoy se ocupará de presentar reflexiones sobre: la política y la antipolítica.

§ Es conveniente develar el debate presentado entre la política y la antipolítica, evitando que el empleo de la politiquería desvirtúe el papel sustantivo que la política debe desempeñar en nuestros días: ser fuente de prácticas solidarias e instituciones democráticas participativas.

§ Si retomamos la política —como arte y como ciencia— los ciudadanos no debemos razonablemente prescindir de su ejercicio. Tenemos sí que cuestionar las prácticas politiqueras y los estudios no sistemáticos realizados a nombre de la ciencia política.

Algunos, sin embargo, han optado por la antipolítica. En el siglo XX se presentaron varios casos de militares que, amparados en ésta, alcanzaron el poder en el decenio de los setenta (Argentina, Brasil, Chile…), cuyas consecuencias todavía se perciben. ¿Olvidaremos el sacrificio inútil de Las Malvinas?

En 1973, al acceder al poder el general Pinochet (1915-2006), una de sus primeras medidas fue proscribir los partidos políticos. El mundo conoce hoy el talante de este dictador, traidor a su juramento militar e indelicado utilizador, en su beneficio, del patrimonio del Estado chileno.

Por su parte, en el Perú de los noventa, la crisis económica, las deficiencias de los partidos políticos tradicionales y el poder desestabilizador de la banda terrorista Sendero Luminoso, impulsaron el proyecto político del señor Fujimori, quien concentró cada vez más el poder; facilitó la corrupción institucional; la violación de los derechos humanos; el chantaje al poder legislativo; incidió en el judicial y proclamó que todo ello se hacía para acabar con la corrupción de la política y de los políticos.

Ahora conocemos al señor Montesinos, y el trasfondo oscuro y corrupto que se escondía detrás de este régimen. Recordemos que Fujimori y Montesinos han sido condenados por los tribunales peruanos; y también, que Keiko, hija de Fujimori, se presentó en 2021, como la segunda figura política de mayor importancia en el Perú, con las consecuencias que de allí se derivan.

§ En relación con Venezuela, notemos que la desinstitucionalización y corrupción de los partidos tradicionales (Acción Democrática y Copei) fueron decisivas para facilitar el surgimiento de la dictadura Chávez-Maduro.

§ El estudio de las dictaduras, desarrollado en América Latina a lo largo del siglo XX, nos indica que ellas han contribuido, en forma eficaz, a impedir técnicamente la unión de América Latina, para que, actuando políticamente en bloque, pueda emprender estrategias significantes en defensa de los intereses mayoritarios de su población. Así mismo, las dictaduras han facilitado el acrecentamiento de las debilidades estructurales latinoamericanas, en lo económico, político, social, cultural, ambiental e internacional.

§ En 2021, la desunión latinoamericana tiene graves consecuencias para la consolidación de la democracia participativa en el Continente y la pérdida de poder e influencia dentro de la nueva configuración mundial de la estructura del poder.

§ No olvidemos que, hoy como ayer, el poder absoluto corrompe absolutamente; tal es el caso del poder en las diversas dictaduras; es la repetición -con variantes- de lo que ha ocurrido en otras épocas en nuestra América Latina y en otros continentes.

Algunas acciones prioritarias para fortalecer la democracia latinoamericana.

§ Propiciar la consolidación del bloque latinoamericano para negociar los TLC, es para nosotros un problema de sobrevivencia; es un tema vital que debe manejarse con perspectiva de mediano y largo plazo.

§ Los Estados latinoamericanos están convocados a racionalizar el interés público y a definir políticas graduadas hacia la institucionalización de los derechos humanos.

§ Los regímenes latinoamericanos deben organizar el diseño, la aplicación y la evaluación de políticas de Estado que permitan prevenir y reprimir a quienes delinquen, por altos que sean sus cargos o designaciones.

§ Observemos que fueron realmente significantes, los alcances logrados en la Cumbre de la Unidad de América Latina y del Caribe, celebrada en Cancún en febrero 22 y 23 de 2010.

Posdata: Es muy grato rendir un homenaje a la consagrada y original labor que, como periodista y caricaturista, desarrolló Antonio Caballero.

roasuarez@yahoo.com

Bibliografía inicial

Apel, Karl-Otto y otros. (1990). Ética comunicativa y democracia. Crítica. Bar­celona, pp. 132-163; 209-218.

Arent Hannah. (1967). Sobre la revolución. Revista de Occidente. Madrid, pp. 27-66.

Aristóteles, (1986). Política. Alianza Editorial. Madrid, pp. 41-66.

Bobbio, Norberto. (1993). Igualdad y Libertad. Paidós. Barcelona, pp. 70-79; 117-123.

Bunge, Mario. (1989). Hacia una nueva conciencia científica en América Latina. Entrevista concedida a Hernando Roa. Revista Ciencia, Tecnología y De­sarrollo. Vol. 13. Nos 1-4. Colciencias. Bogotá, pp. 79-89.

Chaparro, Fernando, (1999). De la sociedad de la información a la sociedad del conocimiento. En ¿Para dónde va Colombia? Tercer Mundo-Colciencias. Bogotá, pp. 252-258.

Ebenstein, William, (1965). Los grandes pensadores políticos. Revista de Occi­dente. Madrid, pp. 339-417; 658-723.

Ejército Nacional de Colombia. (2017). En guardia por Colombia. Periódico El Tiempo. Bogotá, mayo 28, pp. 4-5.

Ejército Nacional de Colombia. (2017). En guardia por Colombia. PLAN VIC­TORIA, EN MARCHA. Periódico El Tiempo. Junio 25, pp. 6-7.

Fisas, Vicenç. (2006). Cultura de paz y gestión de conflictos. UNESCO. Barce­lona, pp. 17-64; 117-140.

Galtung, Johan. (2012). Construyamos paz y democracia en América Latina: aportes a su debate y concreción. .Entrevista concedida a Hernando Roa. En: Revista Análisis Político. IEPRI-Universidad Nacional. Número 75. Bogotá, pp. 139-153.

Hoyos, Guillermo, (2002). Nuevas relaciones entre la universidad, el Estado y la sociedad, en Educación Superior. Sociedad e Investigación. Colcien­cias-Ascun. Servigraphic. Bogotá, pp. 149-201.

Krauze, Enrique. (2009). El poder y el delirio. Tusquets Editores. México D.F., pp. 79-146; 179-243; 319-359.

Popper, Karl R., (1967). El desarrollo del conocimiento científico. Paidós. Bue­nos Aires, pp. 434-442.

Radkau, Joachin. (2005). Max Weber. La pasión del pensamiento. FCE. México, D. F., pp. 21-61; 578- 624; 865-972.

Roa, Hernando. (2020). La política: arte y ciencia. Aplicaciones a Colombia. Procuraduría General de la Nación, Academia Colombiana de Jurisprudencia, Compensar, CPB y Siglo del Hombre Editores. Bogotá, pp. 27-57; 79-84.

Roa, Suárez Hernando, (2018) El liderazgo político. Análisis de casos. 5ª Ed. Prólogo Fernando Carrillo F. Academia Colombiana de Jurisprudencia, Procuraduría General de la Nación. Grupo Editorial Ibáñez. Bogotá, pp. XIX-XXV.

Temas relacionados

Democracia
Comparte: