Publicidad
25 Nov 2022 - 10:24 p. m.

El cero es infinito

Cabeza de Medusa

Me levanto. La sangre circula por el cuerpo nutriendo y limpiando las células; la siento compenetrarse con mi infancia y pienso que la sangre es memoria sin habla.

Al desayuno miro el huevo, origen vital; me detengo en la clara y la yema. Imagino los brazos abiertos de un compás y su potencia. ¿Acaso el sujeto, verbo y predicado no forman una figura acabada? Cierro los ojos y veo la expresión tridimensional del círculo convertido en esfera, figura que simboliza la armonía total.

La circunferencia no tiene principio ni fin y del mismo modo debe ser la vida.

Volvemos a pasar por el mismo lugar o por el mismo momento, pero de manera distinta, como hace la sangre cada 28 días por mi cuerpo. Es lo que los griegos llamaban kyklos. Las islas Cícladas en el mar Egeo. La enciclopedia que contiene todos los saberes. La encíclica del apóstol. El movimiento de los cuerpos celestes. El agua evaporada que forma nubes y nubes que son lluvia. Las plantas y animales que al morir retornan al seno de la tierra.

Todo es cíclico. En el círculo se funden principio y fin, sin que sepamos cuál es cuál.

Cuando me subo en la bicicleta miro la rueda, pienso en las turbinas hidráulicas, en los dinamos eléctricos, en la revolución industrial. En cómo el hombre ha logrado obtener energía del movimiento circular. Al pedalear visualizo las cúpulas de las iglesias, imagino los círculos megalíticos, las bóvedas celestes, tan parecidas al cielo, adornadas de pájaros y soles.

Me detengo. Recuerdo la yurta a la que me llevaste a las afueras de Madrid, donde de noche morías y nacías con tu mirada fija en mis ojos. Yo pude haber encerrado esa mirada en un circulo rojo, como si fuera una profesora dispuesta a resaltar cómo debe mirar un amante a su amada cuando le hace el amor. Los dos supimos cuál podría ser el final, pero no nos importó. Ese día tu perro se comió una gallina y yo me pregunté de qué sueño provenía esa escena.

Detenida en la mitad de la calle pienso en el círculo que forman varias personas cuando se toman de las manos, en las rondas infantiles, en la redondez de un abrazo, uno sincero. Me gusta la definición que San Agustín tiene de Dios. Me gusta reemplazar la palabra “Dios” por “Fe”, así que lo haré: «La Fe es una esfera cuyo centro está en todas partes y su circunferencia en ninguna».

Quisiera saber cuál es el centro espiritual al que las religiones nos invitan. Quisiera concentrarme en mi propio centro sin omitir mi periferia, como cuando pones un disco a girar en una consola y la música suena; quiero hacer sonar mi música sabiendo que antes y después solo hay silencio y que predomina el sonido del ahora.

Abandono mi bicicleta, me dan ganas de experimentar la verticalidad de una montaña y para eso preciso también el círculo, así que voy subiendo, notando que el aire se vuelve puro tras cada espiral, que mi visión se amplía y que al llegar a la cima crece mi libertad. Decido transitar del exterior al centro interior. ¿Cuántos posibles radios unen al centro con su circunferencia?

En la cima de la montaña medito, imagino mandalas. Recorro en mi pensamiento la teoría de que la vida en la Tierra es como un rollo de papel que está cubierto de capas, dimensiones por las que transitamos continuamente sin darnos cuenta, como dices tú, como Einstein lo dibujó sin saberlo. ¡Einstein! ¿Te das cuenta que su nombre empieza como termina?

Al descender la montaña en espiral pienso en relojes, en brújulas, en que el círculo es tiempo y espacio, en que la vida no está diseñada para gente muy sensible. En que un anillo es la imagen que usamos los humanos para crear una alianza. En que el rosario que usa mi madre para invocar a la Virgen es una reunión de círculos atados por un hilo, tal y como podría ser el universo.

La sangre sale de mi cuerpo, me hallo susceptible, te digo. Ahora en casa, al mirarme al espejo, al acercarme a mí misma hasta convertirme en cíclope, veo mi pupila dentro del iris y sé sin temor a equivocarme que todas las respuestas se encuentran en el número.

@isobellack

Si le interesa seguir leyendo sobre El Magazín Cultural, puede ingresar aquí 🎭🎨🎻📚📖

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar